Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1301 el 1/7/2011, 08:48.
Septiembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

Calendario Calendario


PIRÁMIDE DE KEFRÉN - por José Alvarez López

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

PIRÁMIDE DE KEFRÉN - por José Alvarez López

Mensaje por Alejandra Correas Vázquez el 20/1/2012, 13:04

LA PIRÁMIDE DE KEFRÉN
..............................

por José Alvarez López

Los Cabalistas en sus escritos han manifestado una profunda preocupación por conocer la fecha de la llegada del Mesías. Por supuesto que dicha fecha debía aparecer surgiendo de números hebreos y, lógicamente, acotada en los años del multimilenario almanaque hebreo. Como mi preocupación orilló siempre los números arábigos me tenía sin cuidado la fecha de la llegada del Mesías. Nunca pensé que por el juego de los números me vería envuelto en la determinación matemática de una importante fecha judía que bien podría tener algo que ver con la aludida y preocupante fecha.

En las primeras etapas de mi desciframiento del Apocalipsis, descubrí que el Capítulo 21 estaba dedicado a la pirámide de Kheops (Khufu – Jufu) y que el Capítulo 11 estaba dedicado a la pirámide de Kefrén (Khafra – Jafra). Entre las líneas de información que manejaba estaban antiguos manuscritos árabes de la Bodleian Library (Oxford) llamados Makrisi y Akbar Ezzeman que indicaban que la pirámide de Kheops estaba dedicada a la Historia y la Astronomía, y que la pirámide de Kefrén estaba dedicada a la medicina.

Me ocupé mucho tiempo en la “ciclología” y estudiando las publicaciones del “Instituto para el Estudio de los Ciclos” de Nueva York, y también trabajos sobre biorritmos de estudiosos de las migraciones de peces, aves y mamíferos, todas las cuales se ajustan a los ciclos biológicos fundamentales de 3,5 y 6,5 años.

Existía el problema —que todavía subsiste— de no conocerse el origen de estos ciclos que comandan desde las circunstancias las circunstancias climáticas hasta la evolución de los negocios de la bolsa de Wall Street. Demás está referirme a los famosos siete años de las vacas flacas y gordas del Visir José, a los éxitos económicos de la familia Rostchild conocedores de los ciclos económicos, a las milenarias estadísticas de las alturas del Nilo de la isla fluvial Elefantina de Egipto, los estudios del biólogo inglés Julián Huxley y a otros muchos estudiosos de la “Ciclología”, que a pesar de tantos esfuerzos todavía no han logrado alcanzar status científico.

Mi preocupación en este sentido alcanzó su climax durante los tres meses en que trabajé en el laboratorio del máximo ciclólogo que fue Giorgio Piccardi, director del “Instituto de Química Física” de la Universidad de Florencia.

Hago esta breve reseña para ubicar mi preocupación por el texto del Cap. 11 del Apocalipsis que comienza con un remedo del Cap. 21 al referirse a un patrón de medidas:

“Y me fue dada una caña semejante a una vara, y se me dijo: Levántate y mide el templo de Dios, y el altar, y a los que adoran en él. Y echa fuera el patio que está fuera del templo y no lo midas, porque es dado a los Gentiles; y hollarán la ciudad santa cuarenta y dos meses. Y daré a mis dos testigos y ellos profetizarán por mil doscientos y sesenta días, vestidos de sacos”.

Más adelante repite varias veces “tres días y medio”, y en otro lugar se refiere a este mismo período temporal con el acertijo: “Un tiempo, tiempos y medio tiempo” que cualquiera puede fácilmente interpretar como tres y medio. Traté de interpretar este Cap. 11 alineando los conceptos y teniendo en cuenta las redundancias deducí claramente que se refería al ciclo de tres años y medio que corresponde a 42 meses u que suma en total 1260 días.

Concluyendo de todo esto que: “El ancho interior del sarcófago de Kefrén mide 1260 milímetros egipcios”. Había un punto un tanto obscuro y era por qué no había que tomar en cuenta la parte exterior, pero entendí que había que medir el ancho interior y que encontraría 1260 milímetros egipcios.

Fui a Egipto y mi mayor preocupación era medir el ancho interior del aludido sarcófago. Para tal fin tuve que movilizar a la pesada burocracia egipcia, porque la pirámide de Kefrén, en aquel momento, estaba cerrada con reja y candado. Por fin y gracias a la ayuda del arqueólogo egipcio Mohamed Saber pude llegar al interior de Kefrén. Obtenida la medida en nuestro metro moderno, regresé a la superficie con la ayuda de mis dos guías beduinos, pues esta pirámide tiene la entrada en zig-zag y había que hacer un poco de escalamiento.

Hacían allí 48 grados de temperatura, comprobados por mí en un termómetro. Como a las dos de la tarde llegué al bar del Nilo Hilton Hotel, con aire acondicionado, donde frente a un vaso de jugo tropical bien helado me dispuse a traducir mis medidas a metros egipcios, dividiéndolas por 1,047901 que es la longitud del metro egipcio medido por el arqueólogo inglés Petrie. No será necesario que diga que el resultado de mi división fue la cifra 1260, 0 milímetros egipcios.

...............000000..............

Muchas veces he comentado esta verdadera hazaña científica que significa medir en Córdoba (Argentina) el ancho interior del sarcófago de Kefrén en Egipto, a veinte mil kilómetros de distancia y después de miles de años de haber sido enterrado en la pirámide.

Con total inmodestia comparo esta hazaña con la famosa de Leverrier descubriendo por cálculo matemático de las desviaciones de Urano la existencia de un planeta desconocido que fue Neptuno. Esto ocurrió en 1846 y es una fecha clave en la historia de la ciencia.

Volviendo a Egipto, recuerdo que me indignó ver que fue desenterrado el sarcófago de Kefrén —que había estado totalmente enterrado en el suelo de la cámara— y habíanlo tirado a un costado. Esta fue la tarea de los primeros exploradores (antes de la llegada de los arqueólogos) en la búsqueda de tesoros en las tumbas egipcias. Pero he aquí que con este dato, hallé la explicación que buscaba. Al enterarme de que el sarcófago de Kefrén había estado enterrado, pude comprender por qué el Apocalipsis en el Cap. 11 decía que no había que tomar en cuenta la parte exterior...

Debo subrayar la importancia que para mí tenía y sigue teniendo el número 1260. Para nosotros los modernos, un dato científico debe tener un único contenido porque si no entramos en contradicciones. Pero los científicos antiguos procedían de otra manera y superponían diversos datos en un mismo número. Esta tendencia de la ciencia antigua fue detectada por Petrie a quien extrañaba el uso de varios metros diferentes para hacer una única medida. Y decía, con la consiguiente sorpresa, que a veces en una misma cámara y hasta en un mismo sarcófago usaban varios metros diferentes.

Esta observación del máximo metrólogo de la arqueología es muy importante para mí pues me predispone a pensar que el número 1260 puede tener varios significados. Esto de acuerdo, como he dicho, por mi repetida experiencia en el estudio de las pirámides de Egipto y otros monumentos antiguos como Tihuanaco en Bolivia, y además la Biblia.

Otro de estos datos posibles contenidos me ha sido informado por un joven aficionado a la cabalística (Juan D. Feviet), quien me trajo desde Mendoza (Argentina) hasta mi casa de Tala Huasi en las sierras de Córdoba, un curioso descubrimiento aritmético vinculado al número 1260.

Y es que si tomamos una calculadora y elevamos el número 1260 al cubo aparecen en el visor las cifras:

2 0 0 0 3 7 6 0

Leyéndolas de derecha a izquierda —como corresponde a escrituras orientales— tenemos, primero, la fecha en que —según el almanaque hebreo— nació Jesucristo (376). Y, después indicado el año 2000.

Pienso que es imposible que dos fechas tan trascendentes como el nacimiento de Jesucristo y la llegada del año 2000 —así redondo— puedan aparecer asociadas a un número tan importante como el 1260 por pura coincidencia. Sería una sorprendente coincidencia ... por lo menos. Como dijo una vez el científico alemán A. Wilkens, “la palabra coincidencia también tiene sus límites”.

Quiero señalar que el descubrimiento de la Cábala Arábiga fue efectuada por el joven cabalista Delfín López, de la ciudad argentina de Mendoza. Con él trabajamos por espacio de cinco años, dando lugar al libro que publiqué con el título de “La Cábala Bíblica”. Y largo el estudio del número 1260 ha sido efectuado por otro joven de nombre Juan D. Feviet, oriundo igualmente de Mendoza y amigo del anterior, quien trabajó sobre este número en operaciones matemáticas y vino a mi consulta con abultadas carpetas de operaciones. Número que vemos arroja fechas significativas.

Con el conjunto de la información que poseemos sobre este antiguo y curioso tema, concluimos en la posibilidad de grandes acontecimientos a partir del año 2000, como vemos vienen sucediendo. Añadamos como un dato más, que en el Apocalipsis aparece la siguiente expresión: “Y pasarán otros mil años”., subrayando así el período de 2000 años que acabamos de ver.

Pero hay una oposición tan grande en este punto entre las ideas generales, la filosofía que derivamos de nuestros conocimientos científicos, y la posibilidad de fijar fechas con errores de meses en un adelanto de cinco mil años, que la supuesta profecía que comentamos debe ser tomada con un amplio beneficio de inventario. Pues nuestro mejor sistema científico moderno de datación está determinado por las medidas de radiación del Carbono 14, y este método de datación, en un lapso equivalente al de la profecía, nos dará un error no menor de doscientos años.

Pero en todo esto hay un hecho concreto, y es la enorme significación atribuida por aquellos lejanos científicos al número 1260, al extremo de dedicarle un capítulo entero del Apocalipsis. Y una pirámide en Egipto: la Pirámide de Kefrén.


...............000000..............
...............000000..............

Alejandra Correas Vázquez

Cantidad de envíos : 45
Nivel de Aportación : 136
Fecha de inscripción : 10/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.