Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 7 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 7 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1301 el 30/6/2011, 22:48.
Octubre 2014
LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Calendario Calendario


SCHRÖDINGER, EL ALQUIMISTA - por José Alvarez López

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

SCHRÖDINGER, EL ALQUIMISTA - por José Alvarez López

Mensaje por Alejandra Correas Vázquez el 7/7/2011, 02:08

SCHRÖDINGER, EL ALQUIMISTA
.........................................

Muchos científicos han andado tras las rutas del pensamiento antiguo J. Bergier se inscribió en la carrera de física, siendo químico. Un profesor descubrió sus intenciones de dedicarse a la alquimia. También hemos visto el caso de E. Schrödinger, cuya autoridad mundialmente reconocida hace muy importante su afirmación de que “Todos los principios de los atomistas griegos están incorporados a la física moderna”.

Semejante cantidad de aciertos que involucra todo el cuerpo de la física atómica y nuclear no puede ser obra de la casualidad. Eso lo ve claramente Schrödinger y trata de explicarlo por la existencia de esquemas mentales heredados, una especie de “inconsciente colectivo” al estilo de Jung. Pero Schrödinger no se dio cuenta de que, si así fuera, toda la física no sería más que una fantasmagoría. Es cierto que hay dominantes del inconsciente colectivo (los “Arquetipos” de Jung) que explican numerosos errores de la ciencia. Los arquetipos imponen esquemas mentales, pero no pueden dar por resultado una ciencia completa como la ciencia atómica. El análisis del problema —que Schrödinger no efectuó— señala que los arquetipos más producen errores que aciertos.

La única explicación del conocimiento exhaustivo de la física atómica y nuclear por parte de los filósofos materialistas griegos (Leucipo, Demócrito, Epicuro, Lucrecio) es la existencia de una antigua tradición que llegó al conocimiento de estos ocultistas que fueron todos los filósofos—alquimistas, a los que es obligado añadir los pitagóricos (Pitágoras, Platón), ya que Schrödinger también señala los aciertos de los pitagóricos en materia nuclear.

Mencionaré los temas atómicos conocidos por los filósofos ocultistas de Grecia, que son los fundamentales de la moderna física atómica y nuclear... La “Teoría de las Quantas” (inexistencia de los irracionales). Las Simetrías del Grupo S(U)3 (números triangulares). Las “Reglas de Oro”. La existencia de excepciones en todas las simetrías (regla cabalística). El Principio de Incertidumbre de Heisenberg (declinación de los átomos). La representación geométrica de Gell-Mann de las partículas nucleares (camino óctuple de Buda, “Ideas” platónicas, “Tetractis” pitagórica). La existencia de los “números mágicos” (números pitagóricos). La transmutación de los elementos (teoría fundamental de la alquimia). La influencia de los astros en los procesos químicos, demostrada por Piccardi (relación astrológica de la alquimia).

Existen algunos conocimientos antiguos no concretados todavía en la doctrina atómica moderna, como la existencia de los cuatro elementos como componentes fundamentales de todas las partículas atómicas. Actualmente se tiende a este esquema alquímico con la teoría del “Quark”, pero hoy se sostiene la teoría de los “tres elementos” componentes del Quark. Para los antiguos el Quark estaba compuesto, sin embargo, de cuatro elementos.

Simultáneamente con la aparición de los estudios de Schrödinger sobre los filósofos ocultistas de Grecia, este mismo autor publicó el libro titulado “Qué es la Vida”, que constituyó una verdadera novedad en filosofía científica, pues por primera vez un pensador se planteaba, y trataba de resolver el siguiente problema... ¿Por qué el hombre envejece y muere? No hay que ser muy perspicaz para ver que hay una íntima relación entre estas dos obras aparecidas simultáneamente.

La respuesta de Schrödinger fue relacionar el tema del envejecimiento humano con la termodinámica, estableciendo la existencia de una “antientropía” vital que significó no solamente una idea nueva, sino también una concepción sumamente importante. Schrödinger mismo consideraba que el estudio de esta cuestión de biología era la tarea más importante que podía proponerse un científico del futuro.

Aquí nos interesa destacar el hecho de que la solución de Schrödinger fue la existencia de “antientropía” en los alimentos. Esta antientropía de los alimentos —que habría que agregar a las vitaminas, calorías, proteínas— fue un problema insólito para los dietólogos, pero en el planteamiento de Schrödinger no era otra cosa que el “Elixir” de los alquimistas. Si se pudiera encontrar la substancia responsable de la antientropía alimentaria, ello permitiría la longevidad y la salud. Exactamente, las propiedades previstas por los alquimistas para su “Elixir”.

Resultará ahora claro para el lector detrás de qué quimeras andaban los dos más recientes cultores de la ciencia alquímica, que fueron Jacques Bergier y Erwin Schrödinger. Vemos, pues, que los estudios de Schrödinger sobre filósofos-alquimistas, como suele ocurrir, no eran más que un subproducto de su investigación sobre los objetivos de los alquimistas.

Creo que a estas alturas resultará clara la importancia científica del estudio de las teorías de los alquimistas griegos, chinos y medioevales. Teorías que, por otra parte, muestran entre sí una absoluta identidad en todas sus fases. Una situación similar a la que se presentaría si alguien se tomara el trabajo de estudiar las teorías físicas de los chinos, norteamericanos y rusos de este momento.

-------------OOOOOOOOOOO----------------

Alejandra Correas Vázquez

Cantidad de envíos: 45
Nivel de Aportación: 136
Fecha de inscripción: 10/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.