Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 5 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 5 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1301 el 1/7/2011, 08:48.
Octubre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Calendario Calendario


Salvador Freixedo - OTROS TIPOS DE REALIDAD, OTROS TIPOS DE ENTIDADES

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Salvador Freixedo - OTROS TIPOS DE REALIDAD, OTROS TIPOS DE ENTIDADES

Mensaje por leo1872 el 23/6/2011, 04:49

En cuanto a las manifestaciones de otras entidades que no hayan sido nunca humanas, es mucho lo que se podría decir, porque son muchas y muy variadas sus especies. Por otro lado, es muy poco lo que en concreto se puede afirmar de cada una de ellas, pero si estudiamos sin prejuicios sus muchas manifestaciones a través de los siglos y en la actualidad, podremos llegar a conclusiones que nos acerquen un poco más a la realidad.

Lo primero que habrá que decir es que estas entidades son muy variadas, pues mientras unas dan la impresión de ser inteligencias enormemente desarrolladas y en un grado de evolución muy superior al nuestro, otras parecen no superar mucho la inteligencia de los animales superiores. Las primeras actúan directamente sobre la mente, mientras que las segundas actúan preferentemente a través de manifestaciones físicas.

Por otro lado, hoy ya podemos afirmar que, a medida que es mayor el grado de evolución de estas inteligencias, es menor su injerencia en las vidas de los humanos; y viceversa, las que más intervienen son las menos evolucionadas.

Otra cosa que podemos afirmar es que, con mucha frecuencia, nos tratan como nosotros tratamos a los niños o a los animales, y ésa puede ser la razón para explicar lo mucho que "mienten" en sus manifestaciones.

Además, hemos llegado a la conclusión de que la mayor parte de ellas vienen a nosotros con la intención de sacar algo del ser humano, aunque lo disimulan de muchas maneras. Lo que buscan en el hombre es preferentemente la energía que producen nuestras mentes, sobre todo bajo estados anímicos intensos o bajo emociones fuertes. En el cosmos todo es energía, y nuestra mente es capaz de producir unas sutilísimas energías que parece que son muy del agrado de estas entidades superiores. Algunas de ellas que no son tan superiores, se nutren de la raza humana y de los animales de una manera mucho más material, tal como lo describí ampliamente en mi libro "La amenaza extraterrestre".

Aunque todas estas ideas sean difíciles de admitir, están respaldadas por una enorme cantidad de hechos que, por desgracia y por prejuicios, son desconocidos por la mayor parte de los intelectuales. Y aunque en párrafos anteriores dijimos que el sentido común se resiste a admitir estas cosas, el mismo sentido común nos dice que el hombre no puede ser la más perfecta e inteligente de las criaturas del universo, porque esto dejaría muy mal parado al dios creador y rebajaría mucho el nivel general de inteligencia de todo el cosmos.

Los hijos de la Nueva Era, por un lado, estarán abiertos a todas estas realidades, pero por otro, no caerán en las infantilidades en que caen muchas personas que se acercan a todo este complejísimo mundo espiritual a la ligera y como si fuese un juego. La realidad es que es un juego muy peligroso en el que muchos han perdido su salud mental y hasta la vida.

NUESTRA REACCIÓN ANTE ESTA EXTRAÑA REALIDAD

Lo primero que tendrá que hacer un hijo de la Nueva Era es tomar conciencia de que tales mundos y tales entidades existen, y de que la marcha de la historia ha estado y sigue estando dominada por ellas. No así, por lo menos en el mismo grado, las vidas privadas de la mayor parte de los humanos.

Lo segundo que deberá hacer es resistirse a ser manipulado por los grandes líderes de la sociedad que, inconscientemente, están dirigidos por estas entidades que son los verdaderos dueños del mundo. De ahí la importancia de usar cada uno su propia inteligencia y no seguir borreguilmente las pautas que nos trazan los "grandes de este mundo".

Lo tercero será estar preparado para defenderse en el raro caso de que su vida se vea amenazada por la presencia de alguna de estas entidades. La mejor manera de defenderse es no entrar en su terreno y tener uno sus propias ideas y personalidad; no invocarlas bajo ningún concepto, tal como en la actualidad hacen muchos ignorantes, que entran en sectas descabelladas en las que se practican ritos de invocación; no desear su contacto y resistirse mentalmente en caso de que se iniciase.

En la actualidad hay miles de personas que pecan por un exceso de apertura mental. Están siendo engañadas por maestros ignorantes para que busquen el contacto con "guías superiores", en la falsa suposición de que todos estos guías son benéficos, cuando en realidad no lo son, por lo menos en el grado que ellos dicen serlo. Me refiero al llamado channeling o sintonización, que tantos adeptos tiene en los Estados Unidos, y que tanto daño les puede hacer al ponerlos total y voluntariamente al servicio de unas entidades desconocidas. Lo menos que este channeling genera es una dependencia que es esclavizante para el individuo. Y aunque es cierto que reciben algunos beneficios al principio (como pueden ser la apertura de mente y cierto tipo de videncias), esta dependencia es a la larga perjudicial para el humano que ingenuamente la ha buscado.

RELACIÓN CON LO RELIGIOSO Y EXTRATERRESTRE

Muchas de estas entidades se presentan bajo el disfraz de lo religioso y, para mejor lograr sus fines, suelen respetar las creencias de los humanos con los que entran en contacto. Hoy día podemos asegurar con toda certeza, que todas las religiones, sin excepción, son disfraces de estas inteligencias para sintonizar con las mentes y los sentimientos de los humanos.

Como ya he escrito sobre este mismo tema (Defendámonos de los dioses, Israel pueblo-contacto, etcétera) aquí me limitaré a decir que si estudiamos a fondo y sin prejuicios todas las religiones, nos encontraremos con que además de hacer todas hincapié en los buenos principios de fraternidad, amor, etcétera - gancho necesario para atraer adeptos y no infundir sospechas-, todas coinciden en el fondo en cosas que son muy extrañas e intrigantes para la mente humana. Por ejemplo, todas coinciden en demandar abundantemente sacrificios al ser humano y algunas de ellas son enormemente crueles en sus exigencias, hasta el grado de pedir la muerte no sólo de animales, sino de personas.

En el cristianismo todo está sublimado, pero por otro lado nos encontramos con que la llamada redención gira alrededor del sacrificio de un hombre-dios que murió ajusticiado en una cruz. Y nos encontramos con la demanda de dolor por todas partes, sin contar la infinita cantidad de muertos que los propios cristianos han causado en la propagación y defensa de sus ideas.

A veces la manifestación de estos otros niveles de realidad no tiene relación con lo religioso y sí con lo "extraterrestre", formando entonces parte de lo que ha dado en llamarse "fenómeno ovni", al que ya nos hemos referido anteriormente. Hoy día continúa todavía la polémica en este particular, centrada en si existe el fenómeno o no, cuando en realidad debería estar centrada en cuáles son las intenciones de las entidades que tripulan los misteriosos aparatos que vemos surcar los cielos.

La polémica subsiste después de tantos años, fundamentalmente por tres razones: la primera, porque se trata de un tema revolucionario y, para algunos, tan amedrentador que la mente humana se resiste violentamente a admitirlo. En los intelectuales se presenta una instintiva resistencia porque, de admitirlo, tendrían probablemente que desechar muchas de las teorías en las que está basada toda su ciencia y los principios tradicionales por los que se han regido toda su vida.

En segundo lugar, porque ha habido y sigue habiendo un gran interés por parte de las altas autoridades que rigen el mundo, para que estas verdad no se sepa. Las pequeñas autoridades locales no hacen más que seguir las pautas que les dictan las grandes y por eso repiten como loros las consignas y los métodos para callar todos los rumores serios que se puedan levantar acerca del fenómeno.

Y en tercer lugar, los mismos seres o inteligencias que están detrás de todo el fenómeno, con su enorme poder sobre el psiquismo de los humanos, hacen todo lo posible para que su estancia entre nosotros pase inadvertida. De esto he sido yo testigo directo en varias ocasiones y he podido comprobar los métodos drásticos que utilizan, tanto ellos como sus inconscientes aliados humanos, para acallar a los que pueden resultar testigos peligrosos.

Hay, en fin, otras entidades que no se manifiestan relacionadas ni con lo religioso, ni con lo extraterrestre u ovnístico, ni son por otro lado, restos de la personalidad de algún muerto. Ya hemos dicho que los tipos de estas entidades son variadísimos, mucho más variados que los de las razas humanas; y que las desigualdades entre ellos son enormes, diferenciándose por lo tanto en mucho sus maneras de actuar y de relacionarse con los humanos.

CUALIDADES DE ESTAS ENTIDADES

He aquí otras verdades que con el tiempo hemos ido aprendiendo acerca de estas entidades: muchas de ellas son autóctonas del planeta y probablemente están aquí desde mucho antes de que aparecieran las razas humanas que actualmente pueblan la Tierra. Otras es posible que nos visiten desde diferentes partes de nuestra galaxia, sin que para ello sean obstáculo las enormes distancias que nos separan de sus planetas de origen. Las razas humanas son producto de experiencias genéticas hechas por ellos a lo largo del tiempo.

Estas experiencias continúan haciéndolas en la actualidad, y de ello tenemos una enorme cantidad de pruebas. (Ver La amenaza extraterrestre). Todas las religiones sin excepción han sido impulsadas por ellos, y para tal efecto se han valido de hombres a los que han preparado especialmente para que puedan cumplir su misión. A muchos de ellos les dieron poderes para realizar lo que en la religión se llaman milagros.

Ciertos humanos tienen una especial relación con algunas de estas entidades, que les ayudan a realizar cosas que otros humanos no pueden realizar. Y por el contrario, hay humanos que se ven molestados por algunos de estos seres sin saber por qué y sin que sea fácil liberarse de su maléfica influencia.

Existen también muchos humanos que tienen fácil acceso a estos niveles de realidad pudiendo alcanzar a contemplar algún plano de estos extraños mundos. Pero estos videntes, sin dejar de ser muchos, son menos de los que la gente cree, y tenemos que añadir que muchos de los que se presentan como tales, o son unos ilusos con alguna clase de psicopatía, o unos vividores que quieren aprovecharse de la credulidad de los ingenuos. Muchos de los auténticos sanadores o curanderos (por imposición de manos o cualquier otra técnica) son personas que, consciente o inconscientemente, tienen relación con alguna de estas entidades que, a su vez, sacan de ellos algún provecho.

Por último, diremos que muchas de estas entidades que se manifiestan a través de algunas personas, tienen un sentido del humor bastante avieso, gustando de gastar bromas pesadas a las personas con las que se relacionan, sobre todo si son ingenuas o crédulas.

Cuando más se aparte uno de estas relaciones trascendentes y más seamos nosotros mismos con ideas y personalidad propias, más libres estaremos de los maleficios de estas entidades. Y como un último consejo, jamás se deben aceptar sugerencias de ellos que vayan claramente en contra de los intereses del humano.



Los Hijos de la Nueva Era
Por Salvador Freixedo

(Enlace para descarga del libro: Los Hijos de la Nueva Era, por Salvador Freixedo)
https://docs.google.com/document/d/19iDX6e6VieUXdsfyNY6_2WE3gSP543We9k4jFbeqqYk/edit?hl=es





Pag. Anterior: Varios/Otros - Los falsos ídolos.
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=2150

Pag. Siguiente: Varios/Otros - Paz Interna y Externa.
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=2152
avatar
leo1872

Cantidad de envíos : 4
Nivel de Aportación : 10
Fecha de inscripción : 30/10/2010

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.