Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1301 el 1/7/2011, 08:48.
Julio 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31      

Calendario Calendario


Conflicto China - USA --> Liderazgo Mundial

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Conflicto China - USA --> Liderazgo Mundial

Mensaje por Kamus el 26/4/2011, 01:05


Aumenta la tensión militar entre Estados Unidos y China

Los Estádos Unídos a pesar del gigantesco presupuesto que destinan a la defensa de su armada, a pesar de ser el único País en el mundo que despliegua sus Ejércitos y cuenta con numerosas bases Militares en los 5 continentes, los EEUU siguen desesperadamente buscando falaciosos pretextos de Amenazas y peligros para su seguridad, pretextos que justifican sus intervenciones Militares y otros negocios que favorecen al complejo militaro-industrial que tanta necesidad de Guerras necesita para poder existir.

A pesar de que el presupuesto Militar de Estádos Unídos es casi diez veces el de China (que tiene una población más de 4 veces mayor) y de que Washington planea un presupuesto de defensa récord de 708.000 millones de dólares para el próximo Año en comparación con el de Rusia, que el Año pasado gastó en el suyo menos de 40.000 millones, China y a Rusia son retratados como Amenazas para Estádos Unídos y sus aliados.

China no tiene Tropas fuera de sus fronteras; Rusia tiene unas pocas en sus antiguos territorios de Abjazia, Armenia, Osetia del Sur y Transdniester. Estádos Unídos tiene cientos de miles de Soldados estacionados en 6 continentes.

Cuando (Robert) Gates era el responsable de las Guerras en Afganistán e Iraq, y de casi la mitad del gasto Militar internacional, le pareció inadmisible que la nación más poblada del mundo aspirase a “negar a los demás Países la capacidad de amenazarla”.

El 23 de Diciembre del Año pasado la compañía Raytheon anunció que había recibido un contrato de 1.100 millones de dólares con Taiwán para la compra de 200 Misiles antibalísticos Patriot. A principios de Junio el Departamento de Defensa estadounidense autorizó la transacción “a pesar de la oposición de su rival China, donde un oficial Militar propuso sancionar a las Empresas estadounidenses que vendieran Armas a la isla” ]1].

La venta completa era un paquete por valor de 6.500 millones de dólares, aprobada por la anterior Admínistración de George W. Bush a finales de 2008. En palabras de la agencia principal en Asia de [la revista] Defense News, “ésta es la última pieza que Taiwán estaba esperando” ]2].

Defense News era la primera en informar sobre el acuerdo y recordaba a sus lectores que “Raytheon ya había logrado contratos más pequeños con Taiwán en Enero de 2009 y en 2008 para mejorar los sistemas Patriot que poseía el País. Estos contratos eran para mejorar los sistemas hasta llegar a la Configuración 3, la misma mejora que la compañía está llevando a cabo para el Ejército estadounidense”.

La fuente también describía en qué consiste la capacidad mejorada Patriot: “Configuración 3 es el sistema Patriot de Raytheon más avanzado y permite el uso de Misiles Patriot de Capacidad 3 Avanzada (PAC-3, en sus siglas en inglés, como las demás que vienen a continuación) de Lockheed [y] Misiles de Táctica de Orientación de Misiles Mejorada ]Patriot-2 mejorada] de Raytheon [...]” ]3].

El PAC-3 es el último y más avanzado diseño de Misiles Patriot [ver video abajo] y el primero capaz de derribar Misiles balísticos tácticos. Es el primer nivel de sistema del escudo de Misiles escalonado que incluye también el Área de Defensa Terminal de Gran Altitud (THAAD), el Interceptor de Base en Tierra (GBI), el Interceptor de Base en Tierra de Medio Curso (GMD), el Área de Defensa Terminal de Gran Altitud (THAAD), la Defensa de Misiles Balísticos AEGIS basado en barcos equipados con interceptores de Missile Estandar-3 (SM-3), el Radar de Banda-X Delantero (FBXB) y componentes del Vehículo Asesino Exoatmosférico (EKV). Una red integrada que abarca desde el campo de batalla hasta los cielos.

El sistema es modular y altamente móvil, y de este modo sus baterías son capaces de evitar más fácilmente la detección y el ataque. También aumenta varias veces el alcance de las versiones anteriores de Patriot.

“Los interceptores PAC-3, mejorados con un radar avanzado y un comando central, son capaces de proteger una zona aproximadamente 7 veces mayor que el sistema Patriot original” ]4].

Si, como el resto del mundo, las Autoridades chinas previeron una reducción, por no decir una detención, del ritmo de la expansión Militar global estadounidense con la llegada de una nueva Admínistración estadounidense hace un Año, como todos los demás ellos también se han sentido bruscamente desengañados.

A principios de este Mes, en la sexta advertencia oficial en una Semana, el Viceministro de Exteriores He Yafei urgió a Estádos Unídos a reconsiderar el paquete de Armas para Taiwán en una declaración a la agencia oficial de noticias Xinhua: “China ha protestado enérgicamente ante la reciente decisión del Gobierno estadounidense de permitir que la compañía Raytheon y a Lockheed Martin Corp. venda Armas a Taiwán” y “la venta de Armas de Estádos Unídos a Taiwán mina la Séguridad Nácional de China]5].

Una información posterior se sumó a lo que ya existía y a la ira de China cuando se reveló que “la Admínistración Obama pronto anunciaría la venta a Taiwán de un paquete por valor de miles de millones de dolares, con helicópteros Black Hawk, sistemas Antimisiles y planos de submarinos diesel, en una medida posiblemente tomada para enfurecer a China]6].

Además, el China Times informó de que Taiwán iba a obtener de Estádos Unídos fragatas de clase Oliver Hazard Perry de segunda mano, además de 200 Misiles Patriot. Los barcos de Guerra se diseñaron en la década de 1970 como alternativas comparativamente baratas a los destructores de la Segunda Guerra Mundial. El nuevo trato duplicará la cantidad de fragatas clase Perry estadounidenses que Taiwán ya posee hasta llegar a 16.

También incluirán una defensa de Misiles de alto nivel, ya que “la isla espera armarlos con una versión del Sistema de Combate AEGIS avanzado (véase más arriba), que utiliza ordenadores y radar para eliminar múltiples objetivos, así como una sofistica tecnología de lanzamiento de Misiles [...]" ]7].

Aunque Washington y Taipei presentarán las transacciones de Armas como de una naturaleza estrictamente defensiva, merece la pena recordar que el pasado otoño Taiwán llevó a cabo sus “mayores pruebas realizadas hasta entonces de lanzamiento de Misiles desde una base secreta y rigurosamente custodiada en el sur de Taiwán” con Misiles “capaces de alcanzar a las principales ciudades chinas” ]8].

El president Ma Ying-jeou asistió al lanzamiento de Misiles que “incluía la prueba de lanzamiento de un Misil tierra-tierra top secret y desarrollado recientemente, con un alcance de 3.000 kilómetros, capaz de atacar las ciudades principales en el centro, norte y sur de China]9].

El PAC y el interceptor de Misiles SM-3 [color=olive]erca del SM-3 abajo] que Estádos Unídos está proporcionado a Taiwán se podría utilizar perfectamente para un contraataque desde China continental o al menos para proteger los lugares de lanzamiento de Misiles de Taiwán de medio alcance que, como se ha señalado antes, son capaces de atacar la mayoría de las principales ciudades chinas.

El 11 de Enero Beijing respondió llevando a cabo una prueba de intercepción de Misiles de tierra de curso medio en su territorio.

El professor Tan Kaijia, de la Universidad de Defensa Nacional del Ejército de Liberación del pueblo (PLA), declaró a Xinhua: “Si se considera el Misil balístico una lanza, ahora hemos logrado construir un escudo para defendernos” ]10].

La revista Time describió la importancia de la prueba al escribir: “No hay posibilidad de que la táctica de China disuada a Estádos Unídos de respaldar a Taiwán [...]. Pero la prueba indica un paso más en las Tensiones entre Beijing y Washington [...]" ]11].

Tanto China como Estádos Unídos destruyeron satélites en órbita, el primero en 2007 y el segundo al Año siguiente, con un Misil-3 Estándar lanzado desde una fragata AEGIS situada en el océano Pacífico en el caso estadounidense. Había empezado el alba de la Guerra del espacio.

Un artículo del 15 de Enero, publicado en una página web rusa, titulado “Posible Guerra del espacio en un futuro próximo”, proporcionaba los siguientes antecedentes: “Es difícil sobrestimar el papel desempeñado por los sistemas de satélites Militares. Desde la década de 1970 una cantidad cada vez mayor de procesos de control de Tropas, telecomunicaciones, adquisición de objetivos, navegación y otros procesos depende de naves espaciales que desde entonces se están volviendo más importantes [...]. El papel del escalón espacial es directamente proporcional al nivel de desarrollo de cualquier nación y de sus Fuerzas Armadas]12].

Durante Años China y Rusia han defendido la prohibición del uso del espacio para propósitos Militares y plantean anualmente el problema en las Naciones Unidas. Estádos Unídos simplemente se ha opuesto con la misma persistencia a las iniciativas.

Para entender el contexto en el que han ocurrido los acontecimientos recientes, durante 3 Años Washington ha incluido cada vez más y de forma tendenciosa a China y Rusia, con Irán y Córea del Nórte, como [Países] agresivos en posibles Conflictos futuros

La campaña empezó a principios de Febrero de 2007, cuando el todavía jefe del Pentágono Robert Gátes testificó ante el Comité de Servicios Armados Estadounidense sobre la Solicitud de Presupuesto del Departamento de Defensa para el Año fiscal y dijo entre otras cosas: “Además de luchar la Guerra global contra el terrorismo nos enfrentamos también al peligro planteado por las ambiciones Nucleares de Irán y Córea del Nórte, y a la Amenaza que plantean no sólo a sus vecinos sino también globalmente debido a su historial de proliferación; a los inciertos caminos de China y Rusia, que siguen ambos con sofisticados programas de modernización Militar; y a toda una serie de otros puntos álgidos y de desafíos [...]. Nosotros mismos necesitamos capacidad para Conflictos fuerza a fuerza regulares porque no sabemos qué se va a desarrollar en lugares como Rusia y China, en Córea del Nórte, en Irán y en cualquier otro lugar” ]13].

Si se objetara que Gates sólo estaba aludiendo a unos planes de eventualidades generales que se podrían aplicar a cualquier nación importante, desde entonces ni sus comentaristas ni ninguno de los altos cargos estadounidenses de defensa han mencionado a potencias Nucleares amigas como Gran Bretaña, Francia, India e Israel, pero han reiterado su preocupación por Rusia y China con una regularidad alarmante. De hecho, China y Rusia han sustituido a Iraq en la antigua categoría del eje del mal.

A pesar de que el presupuesto Militar de Estádos Unídos es casi diez veces el de China (que tiene una población más de 4 veces mayor) y de que Washington planea un presupuesto de defensa récord de 708.000 millones de dólares para el próximo Año en comparación con el de Rusia que el Año pasado gastó en el suyo menos de 40.000 millones, China y a Rusia son retratados como Amenazas para Estádos Unídos y sus aliados.

Tanto Rusia como China reaccionaron severamente ante las declaraciones de Gates en Febrero de 2007 y sólo 3 Días después el Présidente ruso Vladímir Putin pronunció un discurso, con Gates en la audiencia, en la Conferencia anual de Seguridad de Munich, en el que advirtió:

“¿Qué es un mundo unipolar? Se embellezca como se embellezca el término, a fin de cuentas se refiere a un tipo de situación, a saber, un centro de autoridad, un centro de fuerza, un centro de toma de decisiones.

Es un mundo en el que hay un amo, un soberano. Y a fin de cuentas esto es pernicioso no sólo para aquellos que están dentro del sistema, sino también para el propio soberano, porque se destruye a sí mismo desde dentro.

Las acciones unilaterales y con frecuencia ilegítimas no han resuelto ningún problema. Es más, han causado nuevas tragedias humanas y creado nuevos centros de Tensión. Juzguen ustedes mismos: no han disminuido las Guerras ni los Conflictos locales y regionales [...]. Y no muere menos gente en estos Conflictos, sino que mueren incluso más que antes, ¡considerablemente más, considerablemente más!

Hoy somos testigos de un uso desmedido de la fuerza (de la fuerza Militar) casi incontrolado en las relaciones internacionales, fuerza que está sumiendo al mundo en un abismo de Conflictos permanentes.

Un Estado y, por supuesto, el primero y más importante, Estádos Unídos, ha sobrepasado sus límites nacionales en todos los sentidos. Esto es visible en las políticas económicas, políticas, culturales y educativas que impone a otras naciones [...]” ]14].

En Washington no se tuvo en cuenta la advertencia.

3 Meses después el jefe del Pentágono reanudó sus anteriores acusaciones. En Mayo de 2007 el Departamento de Defensa publicó su informe anual sobre la capacidad Militar de China que citaba “los continuos esfuerzos de proyectar poder chino más allá de su región inmediata y de desarrollar sistemas de alta tecnología que pueden desafiar a lo mejor de mundo. El Secretario de Defensa estadounidense Robert Gátes afirma que le preocupan algunos de los esfuerzos de China”.

El informe afirmaba: “China está llevando a cabo una transformación a largo plazo y total de sus Fuerzas Militares” para “permitirle proyectar poder y negar a otros Países la posibilidad de amenazarla” ]15]. Cuando Gates era el responsable de las Guerras en Afganistán e Iraq, y de casi la mitad del gasto Militar internacional, le pareció inadmisible que la nación más poblada del mundo aspirase a “negar a los demás Países la capacidad de amenazarla”.

Un Año después de que Gates vinculara a China y Rusia con los Países sospechosos supervivientes del “eje del mal” Irán y Córea del Nórte, el Director Nacional de Inteligencia Michael McConnell señaló a China, Rusia y la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEC) como las mayores Amenazas para Estádos Unídos, más incluso que Ál-Qaeda.

Voice of Russia respondió a las acusaciones de McDonnell en un comentario en el que se incluían los siguientes extractos:

Rusia ha exigido una explicación a Estádos Unídos por un informe del Director de la Inteligencia estadounidense en el que se mencionaba a Rusia, China, Iraq, Irán, Córea del Nórte y Ál-Qaeda como fuentes de Amenazas estratégicas para Estádos Unídos [...]. Muy posiblemente, el informe de la Comunidad_de_Intelígencia estadounidense equivale a dar cuentas por la increíble cantidad de dinero que cada Año se asigna a su mantenimiento. Podría haber otras razones que explicaran por qué se ha incluido a Rusia entre los Estados que plantean una Amenaza para Estádos Unídos]16].

Gates ha permanecido como Secretario de Defensa de la nueva Admínistración estadounidense y lo mismo su retórica antichina y antirrusa.

El pasado 1 de Mayo la Secretaria de Estado Hillary Clinton afirmó que “la Admínistración Obama está trabajando para mejorar las deterioradas relaciones con varias naciones de Améríca Látina para contrarrestar la creciente influencia iraní, China y rusa en el hemisferio Occidental [...]” ]17]. El Mes después de pronunciar estas palabras se dio un golpe de Estado en Honduras, 2 Semanas después de que Estádos Unídos se asegurara el uso de 7 bases Militares en Colombia.

En Septiembre el Director de la Inteligencia Nacional Dennis Blair dio a conocer el informe de Estrategia de Inteligencia Nacional de Estádos Unídos, publicado cada 4 Años, en el que se afirmaba que “Rusia, China, Irán y Corea de Norte plantean los mayores desafíos para los intereses nacionales de Estádos Unídos]18].

La agencia France-Presse afirmó que “el 15 de Septiembre Estádos Unídos situó a la emergente superpotencia China y al enemigo de la Guerra Fría, Rusia, al lado de Irán y Córea del Nórte en la lista de las 4 principales naciones que desafían los intereses estadounidenses” y citaba del informe de Blair: se señalaba a China por su “ diplomacia cada vez más centrada en las fuentes naturales y su modernización Militar. Rusia es un socio de Estádos Unídos en importantes iniciativas, como garantizar material físil y luchar contra el terrorismo Nuclear, pero puede que continúe buscando vías para reafirmar poder e influencia de una manera que complica los intereses estadounidense” ]19].

A China no se le permite negar a otras naciones la posibilidad de amenazarla y a Rusia no se le permite complicar los intereses estadounidenses.

Esta tendencia, cuya persistencia no presagia nada bueno, ha continuado este Año.

El Viceprésidente del Sistema de Defensa de Misiles de Lockheed Martin, John Holly, promocionó el papel de su compañía en el Sistema de Defensa de Misiles Balísticos AEGIS (cuyos componentes se están entregando a Taiwán) como “la estrella resplandeciente” de la cartera de interceptores de Misiles de Lockheed, y según un periódico de la ciudad que alberga la Agencia de Defensa de Misiles del Pentágono, “al señalar a los programas de Misiles de Córea del Nórte, Irán, Rusia y China, Holly dijo: ’el mundo no es un mundo muy seguro [...] y nos incumbe a nosotros en la industria proporcionar ive]Pentágono] las mejores capacidades’" ]20].

3 Días después del Asesor del Pentágono del Secretario de Defensa para Cuestiones de Seguridad para Asia y el Pacífico, Wallace Gregson, “expresó sus dudas acerca de la insistencia de China en que su uso del espacio es para medios pacíficos” y afirmó que “los chinos han afirmado que se oponen a la militarización del espacio. Sus acciones parecen indicar la intención contraria” ]21].

Al Día siguiente el Almirante Robert Willard, jefe del Comando Estadounidense del Pacífico, declaró en un testimonio ante el Comité de los Servicios Armados que “la poderosa maquinaria económica de China también está financiando el programa de modernización Militar que ha suscitado preocupación en la zona, una preocupación también compartida por el Comando Estadounidense del Pacífico” ]22].

La Armada estadounidense tienen 6 flotas y once grupos de ataque con portaaviones repartidos en todo el mundo o preparados para el despliegue, pero China con sólo una armada de “aguas marrones” ]23] en sus propias costas es causa de preocupación para Estádos Unídos.

Como escribió el pasado Mes de Septiembre Alan Mackinnon, Présidente de la Campaña Escocesa por el Desarme Nuclear:

“El mundo de la Guerra Hoy está dominado por una única superpotencia. En términos Militares Estádos Unídos se asienta en el mundo como un coloso. Un País con sólo el 5% de la población mundial es responsable de casi el 50% del gasto global en Armamento.

Sus once flotas navales con portaaviones patrullan cada océano y sus 909 bases Militares están repartidas estratégicamente por todos los continentes. Ningún otro País tiene bases recíprocas en el territorio estadounidense, sería impensable e inconstitucional.

Hace veinte Años que acabó la Guerra Fría y Estádos Unídos y sus aliados no se enfrentan Hoy a ninguna Amenaza Militar significativa. Entonces, ¿por qué no hemos tenido el esperado dividendo de paz? ¿Por que la nación más poderosa de la tierra sigue aumentando su presupuesto Militar, que supera ahora los 1,2 trillones de dólares en un Año en términos reales? ¿Qué Amenaza se supone que va a contrarrestar todo eso?

La respuesta estadounidense ha sido en gran parte Militar, la expansión de la OTAN y encerrar a Rusia y China dentro de un anillo de bases y alianzas hostiles. Y sigue presionando para aislar y debilitar Irán]24].

Unas observaciones que la gente tendrá que tener muy presentes mientras China es presentada cada vez más como un desafío para la seguridad (y una Amenaza estratégica) de la única superpotencia Militar del mundo.

Fuente: Web
avatar
Kamus

Cantidad de envíos : 3536
Nivel de Aportación : 6626
Fecha de inscripción : 01/11/2009
Localización : Matrix Holografica

Volver arriba Ir abajo

Re: Conflicto China - USA --> Liderazgo Mundial

Mensaje por Kamus el 26/4/2011, 01:06


EEUU irrita a China al calificar de 'amenaza' su poder militar

EEUU y China protagonizaron este jueves un intercambio de golpes dialécticos con motivo de un informe del Pentágono sobre la creciente "amenaza" que representa el Ejército del gigante asiático.

Según el documento, titulado 'El poder militar de la República Popular de China', la estrategia y las capacidades de Pekín en este terreno han aumentado "enormemente" en los últimos años.

Con un crecimiento económico del 8% anual, China ha podido invertir "sumas importantes" en la compra de armas avanzadas extranjeras, en investigación y desarrollo y en el impulso del crecimiento de las industrias de defensa nacionales. Todo ello, según el Departamento de Defensa, "amenaza el equilibrio militar de la región".

En una rueda de prensa, el portavoz del Pentágono, Geoff Morrell, pidió a las autoridades chinas "más diálogo y transparencia" para "reducir las sospechas entre ambas partes", a pesar de que el documento constata que el año pasado se registraron avances en este aspecto.

Según datos oficiales, el Ejército Popular de Liberación ha duplicado su presupuesto desde los 27.900 hasta los 60.100 millones de dólares (de 20.500 a 44.300 millones de euros) desde el año 2000. Sin embargo, las autoridades estadounidenses creen que los funcionarios chinos tienen un "subregistro" y el presupuesto real de 2008 pudo oscilar entre 105.000 y 150.000 millones de dólares (de 77.400 a 110.600 millones de euros).

'Una falacia'

Ante estas denuncias, el Ministerio de Exteriores del país asiático acusó a Washington de "interferir" en sus asuntos internos al "mantener la falacia de que China supone una amenaza militar".

Desde la llegada de Barack Obama a la Casa Blanca, el pasado 20 de enero, ambas potencias han protagonizado ya varios roces diplomáticos, uno de ellos hace dos semanas, después de que un navío de guerra estadounidense fuera acosado por pesqueros chinos en aguas del Mar del Sur de China.

También en febrero, cuando EEUU publicó su informe anual sobre la situación de los derechos humanos en el mundo, con destacadas críticas a China. Las autoridades de Pekín criticaron el documento y acusaron a Washington de querer ejercer de "guardián de los derechos humanos".

Fuente: Web
avatar
Kamus

Cantidad de envíos : 3536
Nivel de Aportación : 6626
Fecha de inscripción : 01/11/2009
Localización : Matrix Holografica

Volver arriba Ir abajo

Re: Conflicto China - USA --> Liderazgo Mundial

Mensaje por Kamus el 26/4/2011, 01:07


Pekín insta a EEUU a cesar vigilancia marítima de China

01:19 AM Pekín.- China volvió a instar a Estados Unidos a que cese sus operaciones de vigilancia a la altura de las aguas chinas, pero un responsable norteamericano afirmó este viernes que la política de permanecía sin cambios.

"La constante vigilancia norteamericana aérea y marítima (...) en la zona económica exclusiva de China es causa de problemas entre las marinas y fuerzas aéreas chinas y norteamericanas", subrayó un comunicado del Ministerio de Defensa chino reseñado por AFP.

"La manera de resolver los incidentes marítimos chino-norteamericanos es que Estados Unidos cambie de política y sus operaciones de vigilancia de China, las reduzcan y eventualmente las dejen", añadió el texto.

Este requerimiento fue formulado de nuevo en los dos días de discusiones de esta semana en Pekín entre ambas partes sobre cuestiones militares marítimas, precisó el comunicado colgado en la página de Internet del Ministerio.

En Pekín, una portavoz de la Embajada de Estados Unidos indicó que la política norteamericana no ha cambiado.

"Estados Unidos ejerce la libertad de navegación en los mares según la legislación internacional, al tiempo que pone el acento en la prevención de incidentes indeseables", declaró la portavoz, Susan Stevenson.

Fuente: Web
avatar
Kamus

Cantidad de envíos : 3536
Nivel de Aportación : 6626
Fecha de inscripción : 01/11/2009
Localización : Matrix Holografica

Volver arriba Ir abajo

Re: Conflicto China - USA --> Liderazgo Mundial

Mensaje por Kamus el 26/4/2011, 01:08


Algunos analistas creen que se aproxima una confrontación chino-estadounidense al estilo de la que Washington mantuvo con Moscú durante la Guerra Fría.
China-EE.UU.: una guerra "tibia"

"En un mundo interconectado el poder no necesita ser un juego de suma cero y las naciones no necesitan temer el éxito de unas y otras", dijo el sábado el presidente Barack Obama en Japón, poco antes de empezar la parte china de la gira que lo lleva por Asia.

Sin nombrarlo, el presidente Obama se refería al desafío comercial que representa China, aunque en algunos círculos el temor radica en el crecimiento militar de China, un país que creen intenta suplantar la hegemonía estadounidense en el Pacífico.

Tiene lógica si se considera que China no está jugando en la liga política que le correspondería dada la importancia de su economía y la cada vez mayor presencia de sus empresas en el mundo, como en África o América Latina.

Además, China es el rival natural para aquellos cultores de la dinámica polarizada de los tiempos de la Guerra Fría, quienes se quedaron sin antagonista cuando la Unión Soviética desapareció del mapa. China sería el próximo contendor.

Potencia en crecimiento

Podrían pasar décadas antes de que el ejército de China represente una amenaza para el de EE.UU.
Algunos dicen que se viene una confrontación bipolar chino-estadounidense al estilo de la que hubo con los soviéticos y muestran cifras para demostrar que China está preparándose para ello, con una acelerada modernización de sus fuerzas armadas.

Según datos oficiales chinos, el presupuesto de defensa del 2009 será de US$70.000 millones, un 14% más que lo gastado el año anterior, aunque expertos del Pentágono consideran que la cifra podría acercarse a los US$120.000 millones, un quinta parte del presupuesto de defensa de EE.UU.

Aunque nadie tiene datos precisos, se asegura que China estaría incluso construyendo un portaaviones para darle a su marina un alcance que no tiene actualmente en las aguas regionales.

PODERÍO MILITAR - EE.UU. vs CHINA
Soldados: 1.400.000 vs. 2.300.000
Soldados en el Pacífico: 150.000 vs. 0
Submarinos nucleares: 72 vs. 5
Armas nucleares: 10.000 vs. de 100 a 400
Bases en el extranjero: 700 vs. 0

Según un informe de escenarios militares para el 2030, que publicó hace poco el Departamento de Defensa de Australia, "el ritmo, alcance y estructura de la modernización militar China tiene el potencial de ser fuente de preocupación para sus vecinos".

Pero aún reconociendo que ese esfuerzo existe, otros consideran que pasarán décadas antes de que las fuerzas armadas chinas puedan representar una amenaza para las estadounidenses y que llegado ese caso, la dinámica geopolítica no necesariamente tendría que ser una de confrontación.

Hasta en el Caribe

"Tenemos que reconocer que, como potencia en crecimiento, China va a tener ambiciones militares", dijo el mes pasado Kurt M. Campbell, Sub Secretario de Estado para el Pacífico y el Este de Asia, durante una conferencia en el Consejo de Asuntos Exteriores, un centro de estudios de Washington.

Así como la Armada estadounidense controló el Mar Caribe un siglo atrás, la marina china podría, si no controlar, al menos convertirse en un poder tan dominante desde el Estrecho de Malaca (conexión entre el Pacífico y el Océano Indico) al Canal de Panamá

Robert Kaplan, experto en China del Centro para la Nueva Seguridad Estadounidense

En una concepción clásica del juego geopolítico, muchos esperan -y otros temen- que en pocas décadas China haga con EE.UU. lo que este hizo con Gran Bretaña y Europa a principios del siglo XX: desplazarlos.

"El ascenso de China puede ser comparado fácilmente con el que tuvo EE.UU. tras la consolidación del poder terrestre posterior a la guerra civil y la conquista del oeste", asegura Robert Kaplan, experto en China del Centro para la Nueva Seguridad Estadounidense.

"Así como la Armada estadounidense controló el Mar Caribe un siglo atrás, la marina china podría, si no controlar, al menos convertirse en un poder tan dominante desde el Estrecho de Malaca (conexión entre el Pacífico y el Océano Indico) al Canal de Panamá", aseguró Kaplan.

A muchos les preocupa las alianzas que establece China con países como Rusia o Irán, y su entrada en zonas de influencia consideradas exclusivas de los estadounidenses, como con sus recientes convenios con Panamá y Venezuela, o sus tratos militares con Cuba.

Guerra asimétrica

El campo de batalla de una potencial confrontación asimétrica sería el de la tecnología.
La doctrina militar china favorecería el concepto de "guerra asimétrica".

A principios de año, el Secretario de Defensa, Robert Gates, enumeró las entre "las áreas de mayor preocupación" sobre la modernización militar china sus "capacidades en guerra cibernética y antisatelital"

El campo de batalla de una potencial confrontación asimétrica sería la tecnología, según Adam Segal, quien dirigió un informe sobre la modernización militar china para el Consejo de Asuntos Exteriores, un centro de estudios de Washington.

"Por esa desigualdad en las fuerzas los chinos se enfocan en las debilidades de la estrategia estadounidense. Ellos han identificado esas debilidades en la dependencia estadounidense en la información y las redes de vigilancia cibernética, como internet, y los satélites", afirmó Segal a BBC Mundo.

"Regionalmente vamos a ver mucha competencia militar en el oeste del Pacífico. De hecho ya la estamos viendo. Pero no va a ser un fenómeno global como fue la confrontación con los soviéticos", explicó Segal

Peligrosos malos entendidos

El presupuesto de defensa de China de 2009 es un 14% superior al del año anterior.
Pese a la publicitada interdependencia financiera y comercial entre Pekín y Washington, ambas capitales tienen delicados puntos de roce, sobre todo en Taiwan, una isla que China considera como un provincia renegada y con la que EE.UU. tiene estrechos vínculos.

"Un malentendido es posiblemente la manera que se podría desatar un conflicto directo. Allí en el estrecho de Taiwan, China es una amenaza capaz de confrontar a los EE.UU.", aseguró Segal.

Malos entendidos, accidentes y mensajes equívocos ha habido, el más reciente en octubre del 2008, cuando el gobierno del presidente George W. Bush anunció la venta de armas a Taiwan por US$6.500 millones. Pekín suspendió toda colaboración militar con Washington.

Con la llegada al poder del Barack Obama ambos países reanudaron ese vínculo y como el trato no está cerrado, no se descarta que pueda ser una ficha de negociación para garantizar la convivencia en el Pacífico, al menos en lo inmediato.

Fuente: Web
avatar
Kamus

Cantidad de envíos : 3536
Nivel de Aportación : 6626
Fecha de inscripción : 01/11/2009
Localización : Matrix Holografica

Volver arriba Ir abajo

Re: Conflicto China - USA --> Liderazgo Mundial

Mensaje por Kamus el 26/4/2011, 01:10


El conflicto entre China y EEUU se recrudece

¿Desembocará inevitablemente en una conflagración mundial la intensificación del conflicto entre EE.UU. y China? Si consideramos la historia reciente como un indicador fiable, entonces la respuesta es un rotundo sí. Las guerras más destructivas del siglo XX fueron consecuencia de los enfrentamientos entre las potencias imperiales establecidas y las potencias imperiales emergentes. Las prácticas y las políticas de las primeras sirven de guía para las segundas.

Por James Petras - Rebelión

La explotación colonial que el Reino Unido infligió a la India, a sus mercados, hacienda, materias primas y mano de obra sirvió de modelo para la guerra y conquista que Alemania intentó en Rusia [1] . La enemistad entre Churchill y Hitler tuvo tanto que ver con sus visiones imperiales comunes como con sus puntos de vista contradictorios de la política. Del mismo modo el pillaje colonial de Europa y EE.UU. realizado en el sudeste asiático y las ciudades costeras de China sirvió de modelo para la ofensiva colonizadora y explotadora de Japón en Manchuria, Corea y China continental.

En cada caso, el conflicto entre las potencias imperiales establecidas, pero estancadas, y las nuevas potencias imperiales dinámicas de desarrollo tardío condujo a guerras mundiales en las que sólo la intervención de otra potencia imperial en ascenso, Estados Unidos (junto a la proeza militar imprevista de la Unión Soviética), hizo posible la derrota de las anteriores potencias dominantes. EE.UU., establecida después de la guerra como la potencia imperial dominante, desplazó a las potencias europeas, subordinó a Alemania y Japón y se enfrentó al bloque sino-soviético [2] . Con la desaparición de la URSS y la transformación de China en un país capitalista dinámico, el escenario estaba preparado para un nuevo enfrentamiento entre el poder imperial establecido –EE.UU. y sus aliados europeos– y China, la potencia mundial emergente.

El imperio de EE.UU. cubre el mundo con cerca de 800 bases militares [3] , alianzas militares multilaterales (OTAN) y bilaterales, y una posición dominante en las denominadas instituciones financieras internacionales (Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional) y los bancos transnacionales, firmas de inversión e industrias de Asia, América Latina, Europa y otros lugares.

China no ha desafiado ni copiado el modelo de EE.UU. de construir el imperio basándose en la capacidad militar. Y todavía menos el enfoque japonés o alemán de cuestionamiento de los imperios establecidos. Su dinámico crecimiento está impulsado por la competitividad económica, las relaciones de mercado guiadas por un estado de vocación desarrollista y la voluntad de pedir prestado, aprender, innovar y expandirse interna y externamente desplazando la supremacía estadounidense en los mercados regionales y nacionales de América Latina, Oriente Próximo y Asia, así como dentro de EE.UU. y la Unión Europea [4] .

Las potencias imperiales establecidas

Las guerras mundiales y regionales, en la medida en que participaron las potencias dominantes (por mediación de los propios estados o a través de otros subordinados), fueron resultado de los esfuerzos de éstas por mantener posiciones privilegiadas en los mercados establecidos, el acceso a las materias primas y la explotación del trabajo a través de acuerdos bilaterales y multilaterales. Con frecuencia, unos acuerdos territoriales vinculaban al país imperial con los estados y regiones dependientes, y excluían a los competidores potenciales. Las bases militares eran una imposición añadida sobre las zonas económicas imperiales controladas, mientras que redes de clientelismo político favorecían a los países imperiales.

Dado el privilegiado y temprano establecimiento de sus dominios imperiales, las potencias imperiales tradicionales presentaban a las nuevas potencias imperiales como agresores que amenazaban la paz, es decir, su posición hegemónica. Al igual que las primeras, las nuevas potencias seguían un mismo patrón de conquista militar de estados satélites coloniales y no coloniales antes en manos de los estados imperiales establecidos, seguida por su saqueo [5] . A falta de redes, sátrapas y clientes, las nuevas potencias se apoyaban en el poder militar, los movimientos separatistas y quintas columnas (movimientos locales leales a la naciente potencia imperial). Los nuevos poderes alegaban que su “legítima” aspiración a una parte del poder mundial se veía bloqueada por boicoteos económicos ilegales en su acceso a las materias primas, y por sistemas mercantiles de tipo colonial que les cerraban sus mercados potenciales. La derrota de las nuevas potencias (Alemania y Japón) a manos de las anteriores potencias coloniales [6] , con el apoyo esencial de la URSS y EE.UU., sentó las bases de un nuevo conglomerado imperial que competía y entraba en conflicto, sobre nuevas bases. La Unión Soviética creó un grupo de países satélites de carácter militar-ideológico limitado a Europa oriental en el que el centro imperial subvencionaba económicamente a sus clientes a cambio de su control político. La potencia estadounidense sustituyó a las potencias coloniales europeas a través de una red mundial de tratados militares y de la penetración forzada en los antiguos estados coloniales mediante un sistema de dependencia neocolonial [7] .

El colapso del imperio soviético y la implosión de la URSS abrió inmediatamente nuevas perspectivas en Washington en favor de un imperio unipolar sin competidores o rivales, una pax americana [8] . Esta visión, basada en un superficial análisis unidimensional de la supremacía imperial militar estadounidense ignoraba varias debilidades cruciales:

1.) la disminución relativa del poder económico de EE.UU. frente a la dura competencia de la UE, Japón, los países de reciente industrialización y, desde principios de los años noventa, de China;

2.) los frágiles cimientos del poder imperial estadounidense en el Tercer Mundo, basado en gobiernos satélites colaboradores altamente vulnerables, cuyas economías, objeto de pillaje, no eran sostenibles;

3.) la desindustrialización y la financiarización de la economía de EE.UU., que provoca una disminución del comercio de mercancías y una creciente dependencia de los ingresos por servicios financieros. El carácter especulativo casi total del sector financiero llevó a una gran volatilidad y al saqueo de bienes productivos como garantía de la deuda pendiente.

En otras palabras, la cara externa de un imperio unipolar oculta la podredumbre interna y la profunda contradicción entre la mayor expansión exterior y el creciente deterioro interno. La rápida expansión militar de EE.UU. en sustitución del Pacto de Varsovia con la incorporación de los países de Europa del Este a la OTAN creó la imagen de un imperio dinámico incontenible. El saqueo y la transferencia de riqueza de Rusia, Europa Oriental y las ex repúblicas soviéticas dieron la apariencia de un dinámico imperio económico.

Este punto de vista plantea varios problemas, en la medida en que el saqueo fue un golpe de suerte que sólo sucede una vez. Éste enriqueció principalmente a gángsters oligarcas rusos y las empresas públicas privatizadas en su mayoría pasaron a manos de Alemania y otros países de la Unión Europea. El imperio estadounidense cargó con el gasto de promover la caída de la URSS, sin por ello ser el primer beneficiario económico; sus ganancias fueron, en su mayor parte, militares, ideológicas y simbólicas.

Las fatídicas consecuencias a largo plazo de las victorias militares de EE.UU. posteriores a la caída de la URSS se produjeron durante las presidencias de Bush padre y Clinton, a principios y mediados de 1990. La invasión estadounidense de Iraq y el aplastamiento a fuego rápido de Yugoslavia dieron un enorme impulso a la construcción del imperio estadounidense basado en el poder militar. Las rápidas victorias militares, la posterior colonización de facto de Iraq septentrional y el control de su comercio y presupuesto revitalizó la idea de que el dominio imperial a través de la colonización era un proyecto histórico viable. Del mismo modo, el establecimiento de la entidad de Kosovo (tras el bombardeo de Belgrado) y su conversión en una gran base militar de la OTAN reforzó la idea de que la expansión militar global era la ola del futuro [9] . En una consecuencia aún más desastrosa, la primacía militar sobre la economía dio lugar al ascenso de los ideólogos militaristas de la línea dura, profundamente embebidos de la metafísica militar israelí-sionista de interminables guerras coloniales [10] . Como resultado de ello antes del comienzo del nuevo milenio todos los elementos –político, militar e ideológico– estaban listos para el lanzamiento de una serie de guerras impulsadas por el militarismo y el sionismo, que contribuirían a minar aún más la economía de EE.UU., profundizar su déficit presupuestario y comercial y abrir el camino al surgimiento de nuevos imperios basados en unas economías dinámicas [11] .

A diferencia de anteriores potencias imperialistas, China se ha basado desde el principio en el desarrollo de sus fuerzas productivas nacionales, sobre la base de los logros fundamentales de su revolución social. La revolución social ha creado un país unificado, libre de enclaves coloniales, y dotado de una fuerza de trabajo educada y sana, y una infraestructura y una industria básicas. Los nuevos dirigentes capitalistas dirigieron la economía hacia el exterior e invitaron al capital extranjero a aportar tecnología, mercados exteriores abiertos y capacidad de gestión capitalista, manteniendo el control sobre el sistema financiero y las industrias estratégicas. Lo que es más importante, su agricultura semiprivatizada creó una fuerza de trabajo de millones de trabajadores de bajos salarios e intensa explotación en las plantas de montaje de la costa. Los nuevos gobernantes capitalistas eliminaron la red de seguridad social sanitaria y educativa básica y gratuita, obligando a utilizar el alto nivel de ahorro para cubrir gastos médicos y de enseñanza y aumentando los índices de inversión a niveles astronómicos. Al menos inicialmente, China, en contraste con anteriores potencias imperiales, intensificó la explotación de su propia fuerza de trabajo y sus recursos, en lugar de participar en conquistas militares en el extranjero y practicar el saqueo de recursos y la explotación de trabajo forzado.

La expansión exterior de China estuvo impulsada por el mercado sobre la base de una triple alianza de capital estatal, extranjero y nacional, en que, con el tiempo, el papel de cada uno de los tres ha variado según las circunstancias políticas y económicas y el realineamiento de las fuerzas internas del capitalismo.

Desde el principio, se sacrificó el mercado interior en la búsqueda de mercados externos. El consumo masivo se pospuso en favor de las inversiones, beneficios y riquezas de las élites estatales y privadas. La rápida y masiva acumulación amplió las desigualdades y concentró el poder en la parte superior del nuevo sistema de clases híbrido de capitalistas y Estado [12] .

En contraste con las potencias imperiales del pasado y de EE.UU. en la actualidad, China, como nueva potencia imperialista, subordinó los bancos a la financiación de la industria manufacturera, en particular los sectores de exportación. A diferencia de aquéllas, China renunció a un gran gasto militar de grandes bases en el extranjero, guerras coloniales y costosas ocupaciones militares. En su lugar, sus productos penetraron los mercados, incluidos los de las grandes potencias. Ha sido una evolución sui generis basada en tomar prestadas la tecnología y la técnica de comercialización de las transnacionales imperiales, y luego darles la vuelta y utilizar las competencias adquiridas para elevar el ciclo productivo, de la planta de ensamblaje a la manufactura, luego al diseño y por fin a la creación de productos de alto valor añadido [13] .

China aumentó sus exportaciones de mercancías mientras limitaba considerablemente la penetración de los servicios financieros, la nueva fuerza motriz de las potencias clásicas. El resultado, al cabo de un tiempo, fue un ascenso rápido en el déficit comercial de mercancías, no sólo con China, sino con casi 100 países de todo el mundo. La preeminencia de la élite imperial líder en finanzas y fuerza militar inhibió el desarrollo de mercancías de alto nivel tecnológico, capaces de penetrar en el mercado de las potencias emergentes y reducir así el déficit comercial. En cambio, el retroceso en un sector manufacturero subdesarrollado y poco competitivo impidió competir con los productos chinos, de salarios más bajos, y condujo, junto con unos cuadros sindicales sobrerremunerados y nostálgicos, a denuncias de competencia desleal y de infravaloración de la moneda china. Se pasa por alto el hecho de que el déficit de EE.UU. es resultado de la configuración económica nacional y de los desequilibrios entre las finanzas, los fabricantes y los productores. Un ejército de escritores de temas financieros, economistas, expertos, peritos y otros especialistas ideológicos vinculados al capital financiero dominante han proporcionado el barniz ideológico a la campaña ideológica contra China y su potencia imperial de raíz económica [14] .

En el pasado, las potencias imperiales organizaron una determinada división del trabajo. En el modelo colonial, se dependía de las materias primas de las colonias y de los productos manufacturados importados terminados de la potencia colonial. En el primer periodo postcolonial, la división del trabajo consistía en la producción de bienes intensivos en mano de obra en los países de reciente independencia a cambio de bienes tecnológicamente más avanzados de las potencias tradicionales. Una tercera etapa en la división del trabajo fue propagada por los ideólogos del capital financiero, en la que las potencias imperialistas tradicionales exportarían servicios (financieros, tecnológicos, entretenimiento, etc.) a cambio de bienes manufacturados de mano de obra intensiva y más avanzados. Las ideologías de la división del trabajo en su tercera fase suponen que los ingresos derivados de los ingresos invisibles repatriados del capital financiero “equilibrarían” las cuentas externas de la balanza de mercancías. El monopolio financiero de Wall Street y la City de Londres garantizaría unos ingresos suficientes para mantener un superávit de la balanza de pagos. Esta errónea suposición se basa en el modelo anterior colonial y postcolonial, en el que los países de producción agro-minera y los países manufactureros no controlaban su propia financiación, seguros y transportes de mercancías nacionales e internacionales. Hoy no es así. Incapaz de dominar los mercados financieros de países de fuerte comercialización de mercancías, como China, el capital financiero especulativo ha intensificado su actividad especulativa interna e intraimperial. Lo cual ha conducido a una espiral de crecimiento de la economía ficticia, a su inevitable colapso y al crecimiento de la deuda externa y los déficit comerciales.

En cambio China expande su sector industrial equilibrando las importaciones de productos semiacabados para el montaje con la tecnología para configurar su producción de fabricación propia; y el capital vinculado a empresas de propiedad nacional con las ventas de productos terminados a EE.UU., la UE y el resto del mundo. A través de los bancos estatales, China controla el sector financiero, con lo que disminuye el flujo de salida de “ingresos invisibles” pagado a las potencias tradicionales.

Éstas practican el gasto a gran escala, improductivo e ineficiente, (con miles de millones de dólares de exceso de coste) de los gastos militares y las guerras coloniales de alto costo sin “ventajas imperiales” [15] . En cambio una nueva potencia como China vierte cientos de miles de millones en la construcción de su economía interior, como trampolín para la conquista de los mercados exteriores. Las brutales guerras imperial-coloniales de las potencias tradicionales arrancan grandes sumas de los pueblos conquistados, pero a costa de la desacumulación de capital. En cambio países como China explotan duramente a cientos de millones de trabajadores migrantes, en el proceso de acumulación de capital para la reproducción ampliada en los mercados nacionales e internacionales. A diferencia del pasado, son las potencias tradicionales las que recurren a la agresión militar para conservar los mercados, mientras que los nuevos países se expanden en el extranjero por medio de la competitividad del mercado.

La “enfermedad económica” de las potencias establecidas es su tendencia a excederse en su sector financiero y cambiar sus políticas de fomento de la industria y el comercio por las actividades especulativas y otras igualmente nefastas que se retroalimentan y autodestruyen. En cambio las nuevas potencias trasladan su capital bancario de la financiación de manufacturas nacionales a garantizar las materias primas exteriores para su industria.

Diferencias entre centros imperiales y diásporas

Hay diferencias importantes entre los países imperiales pasados y presentes y sus diferentes diásporas. En el pasado, los centros imperiales, en general, dictaban la política a sus dependencias de ultramar, de las que reclutaban mercenarios, soldados y voluntarios para sus guerras imperiales y obtenían altos rendimientos para sus inversiones y unas relaciones comerciales favorables. En algunos casos, los asentamientos de colonos, a través de sus representantes en los parlamentos, influían en la política imperial, llegando a conseguir algún tipo de descentralización del poder. Además, en algunos casos los colonos repatriados recibieron el apoyo político del centro imperial y compensaciones financieras por las propiedades expropiadas. Sin embargo, el centro imperial siempre hizo caso omiso de la resistencia de sus colonos en el extranjero a la hora de configurar un pacto con las ex colonias que preservase los grandes intereses económicos y políticos del centro [16] .

En cambio, el estado imperial de EE.UU. paga un tributo de miles de millones de dólares y se somete a las políticas de guerra dictadas por Israel –un país que aparenta ser su “dependencia”– como resultado de la penetración de la configuración del poder sionista en la formulación de políticas estratégicas. Tenemos la extraordinaria circunstancia de que la “diáspora” de un Estado extranjero (Israel) prevalece sobre los intereses económicos estratégicos (industria petrolera), y sobre los altos mandos militares y las agencias de inteligencia del centro imperial en el establecimiento de las políticas en Oriente Próximo [17] . A diferencia de cualquier potencia anterior, en EE.UU. todo el aparato de propaganda de los medios, la mayoría de los centros académicos, la mayoría de los think tanks, ricamente subvencionados, producen cada año miles de programas, publicaciones y documentos de política que reflejan una visión israelí-sionista de Oriente Próximo, y que censuran, elaboran listas negras y purgan a cualquier disidente, o lo obligan a retractarse sumisamente.

Las potencias imperiales emergentes, como China, no tienen este tipo de dependencia “hegemónica”. En contraste con el desleal papel de la configuración de poder sionista, que sirve como un instrumento político-militar de Israel, la diáspora china es un aliado económico del Estado chino. Los chinos de ultramar proporcionan oportunidades de mercado a los grupos empresariales del continente y participan en empresas mixtas dentro y fuera de China, pero no definen la política exterior del Estado en que residen. La diáspora china no actúa como una quinta columna en contra de los intereses nacionales de sus países de residencia, a diferencia de los sionistas estadounidenses, cuyas organizaciones de masas colaboran con toda su fuerza en el único objetivo de subordinar la política de EE.UU. para maximizar las políticas coloniales de Israel.

Las diferencias en las relaciones entre los centros imperiales pasados y presentes y sus diásporas externas e internas tienen enormes y diversas consecuencias en el contexto competitivo del poder global. Vamos a enumerarlos someramente:

· Las potencias europeas sacrificaron las exigencias de sus diásporas coloniales de continuar con la forma racial-colonial del imperialismo, en favor de una transición negociada a la independencia, y del mantenimiento y ampliación de sus lucrativas inversiones a largo plazo, de sus vínculos comerciales y financieros y, en algunos casos, incluso de sus bases militares. Los colonos fueron sacrificados para promover un nuevo tipo de imperialismo.

· En estos momentos China no está constreñida por unos colonos racistas, por lo que puede promover sus intereses económicos en cualquier parte del mundo, particularmente en las regiones y países y entre los pueblos amenazados por la quinta columna sionista “incrustada” en su potencia rival, EE.UU [18] .

· China tiene colocados en Irán más de 24.000 millones de dólares en inversiones lucrativas, y es su principal comprador de petróleo; EE.UU. tiene cero inversiones y cero comercio. China ha desplazado a EE.UU. como principal importador de petróleo saudí y es el principal socio comercial de Siria, Sudán y otros países musulmanes donde las políticas sionistas de sanciones han minimizado o eliminado la actividad económica estadounidense [19] . Mientras las políticas chinas, movidas por sus intereses mercantiles nacionales, han sido la fuerza motriz para mejorar su situación económica en el mundo, EE.UU., trabado por las necesidades propias de una potencia colonial tributaria, es un claro perdedor económico. Igualmente significativo, mientras que la diáspora china está estrictamente interesada en ampliar los vínculos económicos, la diáspora israelí –la configuración de poder sionista– está rigurosamente conectada con la militarización de la política de EE.UU., participando en guerras prolongadas extraordinariamente costosas, y enemistándose con casi todos los principales países de población islámica con su retórica escandalosamente islamofóbica.

El giro hacia una política exterior militarizada y totalmente desequilibrada, promovida en nombre de Israel, ha trastornado por completo la relación entre la política militar de EE.UU. y sus intereses económicos ultramarinos. Paradójicamente, la quinta columna israelí ha contribuido poderosamente a facilitar la relegación de EE.UU. en beneficio de China en los principales mercados mundiales. El que había sido históricamente definido como un pueblo sin estado (formado por ciudadanos de estados seculares no judíos) y conocido principalmente por su capacidad empresarial, ha sido redefinido por sus principales líderes como el principal defensor de la doctrina de guerras ofensivas (guerras llamadas preventivas) vinculadas a Israel, el país más militarizado del mundo [20] . Como resultado de esta influencia, y en alianza con la extrema derecha, Washington ha abandonado importantes oportunidades económicas en favor del uso de la fuerza militar.

Reacción de los imperios ante la decadencia: pasado y presente

Al igual que EE.UU. hoy, en su decadencia los imperios del pasado adoptaron diversas estrategias para minimizar las pérdidas, unos con más éxito que otros. En general las políticas menos exitosas y más costosas fueron los intentos de hacer retroceder los movimientos antiimperialistas de masas e intentar restaurar la dominación colonial. En un período de declive del poder económico mundial, las políticas coloniales restauracionistas siempre han fracasado. La estrategia no militar fue la menos costosa y la de mayor éxito, al menos a la hora de permitir una cierta apariencia de presencia imperial. El éxito se basó en las transiciones a la independencia negociadas, en la que la supremacía económica permitió continuar la hegemonía imperial en alianza con una burguesía colonial emergente.

Históricamente, las potencias imperiales decadentes recurrieron a cinco estrategias, o alguna combinación de ellas:

1) Intentar recuperar colonias o neocolonias mediante ofensivas militares. Después de la Segunda Guerra Mundial, Francia en Indochina y Argelia, o el Reino Unido en Kenia pagaron un alto precio económico y político al tratar de restaurar el régimen colonial, y, en última instancia, fracasaron.

2) Negociar un acuerdo neocolonial. El Reino Unido, gravemente debilitado por las pérdidas durante la Segunda Guerra Mundial, y frente a un movimiento de independencia de millones de personas, asumió que lo más razonable sería negociar y conceder la independencia a la India con el fin de mantener una apariencia de comercio imperial y vínculos de inversión, así como una influencia política indirecta por mediación de los funcionarios civiles y militares del país, de formación británica.

3) Ceder la posición de liderazgo a un poder imperial emergente superior. Al convertirse en socio menor, este planteamiento pretende al menos obtener una pequeña parte de los beneficios económicos y la influencia política. Ante el movimiento de resistencia griego, masivo y antifascista, liderado por los comunistas, el Reino Unido dio un paso atrás y desempeñó un papel secundario dejando que EE.UU. asumiera el papel de gendarme político y potencia dominante en una Grecia satélite. El Reino Unido mantiene una esfera de influencia reducida en los Balcanes y el Mediterráneo. Del mismo modo Bélgica intentó derribar al gobierno nacionalista del Congo, dirigido por el presidente Patrice Lumumba, para luego ceder el lugar de honor al régimen títere de Mobutu, respaldado por EE.UU.

4) Ceder el dominio político a gobernantes indígenas dispuestos a preservar los mecanismos económicos y financieros de la época colonial. La retirada del régimen colonial británico del Caribe disminuyó de hecho los gastos administrativos y policiales destinados a proteger y promover la privilegiada posición comercial y las inversiones en el período post colonial. La “preferencia imperial” fue defendida por medio de una red amiguista de “viejos camaradas” locales, educados y adoctrinados por El Reino Unido, y siempre impresionados por la pompa y el ceremonial de una sociedad elitista. Sin embargo, con el tiempo la dominación del mercado por medio de las “doctrinas de libre comercio” sustituyó a estas redes clientelares del pasado y abrió la puerta a la hegemonía de EE.UU.

El rápido colapso de un imperio competidor puede dar nueva vida a un imperio que experimenta un declive más lento y prolongado. El colapso repentino y total del sistema de países satélites comunistas y la desintegración de la URSS supusieron una oportunidad excepcional para EE.UU. de extender su imperio de bases militares y de reclutar a mercenarios para pelear sus guerras imperiales. Las principales potencias europeas sintieron revivir sus momentos imperiales al apoderarse de los sectores industrial, de servicios, transportes, bienes raíces y finanzas de Europa oriental, los países bálticos y los Balcanes, en una sustitución del dominio ruso “directo” por la dominación del mercado y de la ideología.

Las experiencias recientes de cómo las clases dirigentes imperiales manejaron su decadencia son de interés en relación con las respuestas de los gobernantes imperiales estadounidenses.

Las respuestas de EE.UU. a la decadencia imperial: sacrificar el país para salvar el imperio
Washington ha dado al menos seis respuestas a su decadencia:

1) La respuesta a largo plazo y gran escala a su posición de decadencia dentro de la economía mundial y a su decreciente influencia política en varias regiones ha consistido en ampliar y reforzar su red de bases militares mundiales [21] . A partir de la década de 1990, convirtió a los antiguos países del Pacto de Varsovia –Polonia, Hungría, República Checa, etc.– en miembros de la OTAN, bajo el liderazgo de EE.UU. Más tarde, amplió su alcance militar con la incorporación de Ucrania y Georgia como miembros “asociados” de la OTAN. Y a esto siguió el establecimiento de bases militares en Kirguistán, Kosovo y otros pequeños estados de la ex república yugoslava. El nuevo milenio ha sido ya testigo de una serie de prolongadas guerras e invasiones militares, en Iraq y Afganistán, que culminaron en la construcción de enormes bases militares y el reclutamiento de ejércitos mercenarios y policía locales. Además, la Casa Blanca consiguió siete bases militares en Colombia, amplió su presencia militar en Paraguay y Honduras, y firmó tratados militares bilaterales con Perú, Chile y Brasil, aun cuando EE.UU. fue expulsado de su base militar en Manta [22] (Ecuador). Mientras ampliaba su presencia militar global en Asia y América Latina, China tomó su lugar como principal socio comercial de Brasil, Argentina, Perú y Chile [23] . Mientras EE.UU. financiaba un enorme ejército mercenario en Iraq, China se convertía en el principal mercado de exportación del petróleo de Arabia Saudí. La expansión militar global estadounidense no se ha traducido en un aumento paralelo proporcional de su poder económico global; por el contrario, con la expansión de lo militar, la economía ha seguido decayendo.

2) La segunda respuesta de la Casa Blanca a su declive económico mundial ha sido una campaña muy activa y bien financiada de creación de regímenes satélites. La mayor parte de este esfuerzo consiste en financiar a élites locales, ONG, políticos de oposición maleables y ex patriotas residentes en Estados Unidos, y con conexiones en Washington y sus agencias de inteligencia. Las llamadas revoluciones de colores en Ucrania y Georgia; la rebelión de los tulipanes en Kirguistán; la desintegración étnica de Yugoslavia; la partición de facto de Iraq y el establecimiento de una república kurda; la promoción de los separatistas tibetanos y uigures en China, y de oligarcas en el oriente de Bolivia; y el refuerzo militar gradual de Taiwán pueden considerarse parte de este esfuerzo por extender el dominio político frente a la crisis económica mundial. Sin embargo, la construcción global de espacios clientelares ha sido un fracaso por dos razones. Por una parte, los gobiernos satélites han saqueado la economía y el erario público y han empobrecido a la población, lo que en algunos casos ha llevado a su derrocamiento por la fuerza o por las papeletas de votos [24] . En segundo lugar, los gobiernos satélites suponen un costo de préstamos y donaciones del Tesoro de EE.UU., en lugar de contribuir a las aspiraciones económicas globales de este país. La construcción de costosas clientelas y el apoyo a sátrapas locales socava la construcción del imperio económico. Mientras tanto las inversiones chinas en la industria y su demanda resultante de nuevos materiales y productos alimentarios han llevado a una mayor y más rentable presencia, incluso en estados satélites de EE.UU. Mientras los estados satélites estadounidenses surgen y desaparecen en rápida sucesión, la presencia china, de tipo económico, experimenta un crecimiento constante.

3) Bajo la dirección de una elite altamente militarizada, entre la que se cuentan influyentes políticos sionistas, Washington se ha empantanado en múltiples guerras de ocupación, a un costo de muchos billones de dólares, en Oriente Próximo y Asia Meridional, en la suposición errónea de que estas demostraciones de fuerza intimidarían a los países nacionalistas e independientes y reforzarían la presencia económica de EE.UU. En cambio las guerras han disminuido la influencia de EE.UU. y han incrementado el nacionalismo local y el rechazo panislámico, a la luz del respaldo incondicional de Washington al colonialismo israelí. Más que cualquier otro movimiento destinado a reforzar el imperio, las guerras coloniales prolongadas han asignado erróneamente enormes recursos económicos a gastos militares no productivos. Estos recursos, en teoría, podrían haber revitalizado la presencia económica global de EE.UU., y han potenciado la posición competitiva global de China.

4) Las guerras coloniales de restauración del poder imperial fueron, como hemos señalado, una opción fallida de las potencias europeas al finalizar la Segunda Guerra Mundial. Del mismo modo EE.UU., debilitado internamente por el saqueo perpetrado por Wall Street de la economía productiva, por las transferencias al extranjero de un gran volumen de capital y por la deslocalización de la producción –principalmente a China e India– está en peor situación para restaurar y sacar provecho de la construcción imperial. La ironía es que hace medio siglo EE.UU. optó por el dominio del mercado frente al modelo colonial europeo de construcción imperial. Ahora es al revés: europeos y chinos persiguen la hegemonía por la via del mercado, mientras que EE.UU. adopta el modelo militar colonial en su construcción del imperio.

5) Las operaciones clandestinas, es decir, el fomento de los golpes de Estado, se ha convertido en un método preferente para revertir los regímenes nacionalistas populistas en América Latina, Irán, Líbano y otros lugares. En todos los casos, Washington no consiguió restaurar sus regímenes satélites, y en cambio provocó un efecto boomerang: los gobiernos afectados han radicalizado su política, han aumentado su apoyo y se han arraigado con más fuerza. Por ejemplo, un golpe de Estado con el apoyo estadounidense en Venezuela fracasó, el presidente Chávez fue repuesto, y luego procedió a nacionalizar las grandes transnacionales y a estimular la oposición de América Latina a los acuerdos de libre comercio y las bases militares [25] . Del mismo modo el respaldo de EE.UU. a la invasión israelí de Líbano y la efectiva defensa posterior de Hizbulá reforzó la presencia de este partido en el gobierno pro estadounidense de Hariri.

6) El apoyo incondicional de EE.UU. al Estado colonial militarista y racista de Israel como su principal aliado y acompañante en las guerras coloniales de Oriente Próximo, ha tenido, de hecho, el efecto contrario y ha conseguido alienar a 1.500 millones de ciudadanos islámicos, erosionando el apoyo de antiguos aliados (Turquía y Líbano) y fortaleciendo a los promotores de la política sionista de abrir un “tercer frente militar”: una guerra contra Irán, país que cuenta con dos millones de personas en sus fuerzas armadas.

Las estrategias para socavar, debilitar y excluir a China como potencia imperial emergente

Ante los primeros signos del potencial de China como competidor global, Washington promovió una estrategia económica liberal con la esperanza de crear una relación de dependencia. Posteriormente, cuando se vio que la liberalización no conducía a la dependencia, sino que más bien favorecía un crecimiento acelerado de China, Washington recurrió a políticas más punitivas.

Durante los años ochenta y noventa, Washington alentó a China a ejercer una política de puertas abiertas a las corporaciones transnacionales de EE.UU. y a proporcionar los incentivos fiscales que alentasen a éstas a “colonizar” sectores estratégicos de crecimiento de China. Washington promovió con éxito la entrada de China en la Organización Mundial del Comercio (OMC), con la idea de que el libre comercio jugaría a favor de sus transnacionales en la captura de los mercados chinos. La estrategia fracasó: China sujetó las transnacionales a su propia estrategia exportadora y se hizo con los mercados de EE.UU.; obligó a las transnacionales a integrarse en empresas mixtas, que aceleraron la transferencia de tecnología y propiciaron el aprendizaje industrial de China de desarrollo de su propia capacidad productiva. El acuerdo de la OMC minó las barreras estadounidense al comercio y facilitó el flujo de capitales estadounidenses a los sectores productivos chinos, al tiempo que erosionaba la base productiva de EE.UU. y socavaba su competitividad. Con el tiempo las empresas chinas, estatales y privadas, superaron en parte su dependencia, y asumieron un mayor control de las empresas mixtas, a la vez que desarrollaban sus propios centros de innovación, marketing y finanzas [26] .

La estrategia liberal de crear una relación de dependencia fracasó; fue China quien acumuló un superávit comercial y, posteriormente, asumió el papel de acreedor, a la vez que EE.UU. se convertía en un estado deudor. La liberalización puede haber sido efectiva para EE.UU. en América Latina y África, en situaciones de Estados débiles dirigidos por gobernantes corruptos supervisores del saqueo de sus propios países (materias primas, privatizaciones y desnacionalizaciones ruinosas de las empresas estratégicas, salida masiva de beneficios). Pero en China, sus gobernantes amarraron las transnacionales a sus propios proyectos, garantizándose el control sobre el proceso dinámico de acumulación de capital. Sacrificaron unos beneficios extraordinarios a corto plazo para conseguir el objetivo a largo plazo de ganar mercados, conseguir know-how y proceder a la ampliación y profundización de nuevas líneas productivas a través de “normas sobre contenidos” y transferencias de tecnología. La liberalización favoreció el auge de las exportaciones chinas de mercancías, mientras que la economía ganó en autonomía, con la mejora del ciclo del producto.

China ha mantenido las riendas del sector financiero, bloqueando la toma de control por parte de los sectores estadounidenses líderes en finanzas, medios de comunicación, bienes raíces y seguros [27] . Al limitar la penetración, la especulación y la volatilidad, China ha evitado las crisis periódicas que afectaron a EE.UU. en 1990-1991, 2000-2002 y 2008-2010. La versión china de la puerta abierta no fue una repetición de la primera versión, que llevó a la dominación extranjera de los enclaves costeros. Más bien, las propias transnacionales extranjeras se convirtieron en islas de crecimiento vinculadas al fomento de la expansión exterior, controlada por el Estado chino.

En los primeros años del nuevo milenio, Washington se dio cuenta de que la estrategia liberal no había conseguido bloquear el ascenso de China a potencia mundial, y cada vez más se inclinó hacia una estrategia punitiva.

Las estrategias para socavar y debilitar a China como potencia mundial emergente
EE.UU. ha desarrollado una estrategia detallada, compleja y multifacética para socavar el ascenso de China al primer plano mundial. La estrategia implica medidas económicas, políticas y militares destinadas a debilitar el crecimiento dinámico de China y contener su expansión hacia el exterior.

Fuente: Web
avatar
Kamus

Cantidad de envíos : 3536
Nivel de Aportación : 6626
Fecha de inscripción : 01/11/2009
Localización : Matrix Holografica

Volver arriba Ir abajo

Re: Conflicto China - USA --> Liderazgo Mundial

Mensaje por Kamus el 26/4/2011, 01:11


Confronting both China and Russia: U.S. Risks Military Clash With China In Yellow Sea
by Rick Rozoff

Delayed until after the United States achieved a United Nations Security Council statement on July 9 condemning the sinking of a South Korean warship in March, Washington’s plans for naval maneuvers in the Yellow Sea near Chinese territorial waters are forging ahead.

The joint exercises with South Korea, as news sources from the latter nation have recently disclosed, will be conducted on both sides of the Korean Peninsula, not only in the Yellow Sea as previously planned but also in the Sea of Japan. (Referred to in the Korean press as the West and East Seas, respectively.) Confirmation that the U.S. nuclear-powered aircraft carrier USS George Washington will participate has further exacerbated concerns in Northeast Asia and raised alarms over American intentions not only vis-a-vis North Korea but China as well.

An exact date for the war games has not yet been announced, but is expected to be formalized no later than when U.S. Secretary of State Hillary Clinton and Secretary of Defense Robert Gates arrive in the South Korean capital of Seoul on July 21.

For weeks now leading Chinese foreign ministry and military officials have condemned the U.S.-led naval exercises, branding them a threat to Chinese national sovereignty and to peace and stability in the region.

China’s influential Global Times wrote on July 12 that “The eventuality that Beijing has to prepare for is close at hand. The delayed US-South Korean naval exercise in the Yellow Sea is now slated for mid-July. According to media reports, a nuclear-powered US aircraft carrier has left its Japanese base and is headed for the drill area.” [1]

Permanently based in Yokosuka, Japan, the USS George Washington is an almost 100,000-ton supercarrier: “The nuclear carrier, commissioned in 1992, is the sixth Nimitz-class vessel, carrying some 6,250 crew and about 80 aircraft, including FA-18 fighter jets and E-2C Hawkeye airborne early warning aircraft.” [2]

The F/A-18 Hornet is a supersonic, multirole jet fighter (F/A is for Fighter/Attack) and one of its primary roles is destroying an adversary’s air defenses. The E-2C Hawkeye has been described as the “eyes and ears” of American carrier strike groups, being equipped with long-range surveillance radar.

In addition to the nuclear aircraft carrier, “an Aegis-equipped destroyer, an amphibious assault ship, about four 4,500-ton KDX-II-class destroyers, the 1,800-ton Son Won-il-class submarine and F-15K fighter jets are expected to join the exercise.” [3] U.S. Aegis class warships (destroyers and cruisers) are equipped for Standard Missile-3 anti-ballistic interceptor missiles, part of a U.S.-led Asia-Pacific (to date, along with the U.S., Japan, South Korea, Taiwan and Australia) and ultimately international interceptor missile system.

The F-15K (“Slam Eagle”) is a state-of-the-art multirole (used for both aerial combat and ground attack) jet fighter supplied to South Korea by the U.S.

The presence of a U.S. nuclear aircraft carrier and scores of advanced American and South Korean warplanes off the coast of China in the Yellow Sea – and near Russia’s shore in the Sea of Japan if the Washington is deployed there – qualitatively and precariously raises the level of brinkmanship in Northeast Asia.

The drumbeat of confrontation has been steadily increasing in volume and tempo since the sinking of a South Korean corvette, the Cheonan, on March 26 with the resultant death of 46 crew members.

An investigation into the incident was organized by the U.S. and included experts from the U.S., South Korea, Britain, Australia and Sweden, but not from China and Russia which both border the Korean Peninsula. On May 20 the five-nation team released a report blaming a North Korean torpedo for the sinking of the Cheonan. North Korea denied the accusation and neither Russia nor China, excluded from the investigation, have concurred with the U.S. accusation.

American provocations escalated dramatically at the Group of 20 (G20) summit in Toronto on June 27 when U.S. President Barack Obama (in his own words) held a “blunt” conversation with China’s President Hu Jintao, accusing him and his nation of “willful blindness” in relation to North Korea’s “belligerent behavior.” Upbraiding his Chinese counterpart, Obama stated, “I think there’s a difference between restraint and willful blindness to consistent problems.” (On the same occasion Obama praised South Korea’s President Lee Myung-bak for his “extraordinary restraint.”)

“My hope is that president Hu will recognise as well that this is an example of Pyongyang going over the line.”

President Hu and the Chinese government as a whole would be fully justified in suspecting that mounting U.S. threats are aimed not only (and perhaps not so much) against North Korea as against China itself.

Beijing is not alone in entertaining suspicions that Washington is employing the sinking of the Cheonan as the pretext for achieving broader geopolitical objectives. On July 14 Russia’s Foreign Minister Sergei Lavrov, in speaking of the Cheonan incident and its aftermath, pleaded: “I believe that the most important [concern] at the present time is to ease the situation, avoid agitation, escalation of emotions and start preparing conditions for the resumption of the six-party [North Korea, South Korea, China, Russia, the U.S. and Japan] talks.” [4]

Portraying the UN Security Council statement on the matter last week (which was not the harsh condemnation of North Korea Washington had pushed for) as being a balanced one, he also said, “It is important that nobody tries to distort the evaluations given.”

In addition, referring to North Korea’s latest reaffirmation of its willingness to jointly investigate the Cheonan’s sinking with South Korea, Lavrov said: “This statement is not new. From the very beginning the DPRK confirmed it wanted to participate in the investigation.

“I hear, the sides were to agree on some format of interaction.” [5]

When on June 27 President Obama stated “our main focus right now is in the U.N. Security Council making sure that there is a crystal-clear acknowledgement that North Korea engaged in belligerent behavior that is unacceptable to the international community” [6], his characterization of the latter entity excluded not only North Korea but China and Russia as well.

The severity and urgency of mounting U.S. threats is illustrated in a recent column by Shen Dingli, executive dean of the Institute of International Studies and director of the Center for American Studies at Fudan University in Shanghai. His comments end with a frightening parallel and a dire warning:

“The US and South Korea are implementing joint military exercises this month in the Yellow Sea, with the possibility of deploying the US aircraft carrier George Washington.

“The running of such exercises so close to China’s waters has left China strongly, and rightfully, dissatisfied.

“The US and South Korea may argue that the exercise is not in China’s territorial waters, so China has no right to comment.

“However, even if the joint exercises are not in Chinese sovereign waters, they may take place in the waters of China’s interests as the international waters [in the] Yellow Sea near China’s exclusive economic zone are extremely important to China’s interests.

“Given the sophisticated equipment it carries, the George Washington poses a real potential threat to Chinese territory.

“Even if the US-South Korea military exercises are outside China’s territory, the striking power of the US nuclear-powered aircraft carrier also poses a serious threat to neighboring countries.

“The US and South Korea have said the military exercises are being held in order to deter North Korea because of the sinking of the South Korean Cheonan corvette and the death of 46 South Korean sailors.

“But the case for the possible North Korean sinking of the Cheonan has not been thoroughly established.

“South Korea refused to let North Korean officials present their case against the evidence for their supposed complicity in the sinking.

“When South Korea launched the so-called international survey, it refused the participation of China and other countries, which did not increase the credibility of the so-called findings.

“These exercises are needlessly provocative, and will eventually backfire on the US and South Korea.

“During the Cuban Missile Crisis in 1962, when the Soviet Union established nuclear missile bases on the island, the US objected to the close proximity of the Soviet weaponry even though they traveled only through international waters to reach Cuba, and the US set up a blockade to stop them being deployed.

“When the US ponders the idea of deploying its nuclear aircraft carrier in the Yellow Sea, very close to China, shouldn’t China have the same feeling as the US did when the Soviet Union deployed missiles in Cuba?

“China may not have the military strength to forcibly prevent such exercises now, but it may do so in response to such provocative actions in the future.” [7]

The only surviving head of state of the nations involved in the Cuban Missile Crisis, former Cuban president Fidel Castro, has issued several warnings lately that a U.S. and allied attack on North Korea (and Iran) could result in regional conflagration and even nuclear war.

A Chinese commentary last week provided more details of the threat that a U.S. nuclear aircraft carrier off its shore will pose to the nation and also contained a blunt warning, stating “the anxiety on the Chinese side will be huge if a US aircraft carrier enters the sea connecting the Korean Peninsula and China – it would mean that major cities like Dalian, Qingdao, Tianjin and even Beijing are within US attack range.

“At this stage, China may not react through a show of force to the US fleet cruising into the international waters of the Yellow Sea. But it does not mean that the Chinese people will tolerate it. Whatever harm the US military maneuver may inflict upon the mind of the Chinese, the United States will have to pay for it, sooner or later.” [8]

Washington’s recent deployment of two nuclear-powered guided missile submarines to China’s neighborhood – the USS Michigan to South Korea and the USS Ohio to the Philippines [9] – only add to China’s concerns.

As do the ongoing U.S.-led Angkor Sentinel exercises in Cambodia with over 1,000 troops from 26 nations, including American and NATO and Asian NATO partners like Britain, France, Germany and Italy (along with the U.S., the NATO Quint) and Australia, India, Indonesia, Japan and Mongolia. The last country, wedged between China and Russia, is being integrated into the American global military network, even supplying troops to serve under NATO in Afghanistan. [10]

“This is the first time in the history of the Cambodian military that we are hosting [exercises] with the participation of many countries…which encompasses such a multi-national military basis,” a Cambodian general said of the training. [11]

“Addressing the ceremony, US Ambassador Carol Rodley said Washington remained committed to enhancing its military relationship with Cambodia. She added that Angkor Sentinel provided a ‘unique opportunity’ to deepen the two countries’ friendship.” [12]

Cambodia is only once removed from China, the two nations connected by both Laos and Vietnam.

An Agence France-Presse dispatch reported “The United States and Laos pledged to step up cooperation after their highest-level talks since the Vietnam War, the latest country in a renewed US effort to engage Southeast Asia,” after Secretary of State Hillary Clinton met with Laotian Foreign Minister Thongloun Sisoulith in Washington, D.C. on July 13.

Sisoulith, also his country’s deputy prime minister, is the first major Laotian official to visit the U.S. since before 1975.

State Department spokesman Philip Crowley told reporters “The United States is committed to building our relationship with Laos as part of our broader efforts to expand engagement with Southeast Asia,” and Agence France-Presse added “President Barack Obama’s administration has put a new focus on Southeast Asia, saying the region was overlooked as George W. Bush’s former administration became preoccupied with wars in Iraq and Afghanistan.” [13]

Next week Clinton will visit Afghanistan, Pakistan, Vietnam and South Korea. The first three countries border China and South Korea faces it across the Yellow Sea. The Pentagon and NATO have ensconced themselves in Afghanistan, Pakistan and the Central Asian nations of Kazakhstan, Kyrgyzstan and Tajikistan, all five of which border western China. [14]

Clinton will visit Vietnam to attend meetings of the Association of Southeast Asian Nations (ASEAN) and the Lower Mekong Initiative (consisting of Cambodia, Laos, Thailand and Vietnam).

The State Department’s Vietnam hand, Joe Yun, said that it will be part of “Secretary Clinton’s fourth trip to East Asia in the past year.

“Her engagement in this region demonstrates the vital importance of the Asia-Pacific region, and especially Southeast Asia, to the future of the United States.”

Fellow Southeast Asian nation Malaysia has just announced the deployment of its first military contingent to assist NATO’s war in Afghanistan, “as ties with the United States deepen.”

“In an April meeting between Malaysian Prime Minister Najib Razak and US President Barack Obama, the two leaders agreed to cooperate on key security issues to create a stronger relationship.” [15]

Singapore’s Prime Minister Lee Hsien Loong recently toured the Mountain Home Air Base in the American state of Idaho where 400 of his country’s pilots and other service members and their families are now stationed. “The Singapore military personnel will be at the US base for the next 20 years or so.” [16] Singapore troops have been assigned to NATO in Afghanistan and are facing a long stay there also.

Malaysia and Singapore are currently participating for the first time in the mammoth U.S.-led Rim of the Pacific (RIMPAC) war games in the Pacific which will continue into August.

To indicate to what purpose the U.S. is “expanding engagement” with Vietnam in particular and Southeast Asia in general, the aforementioned Yun revealed that “we also look to Vietnam as ASEAN’s Chair to exercise leadership, including in sensitive areas such as North Korea’s attack on the South Korean naval vessel, the Cheonan. We would like to see Vietnam exercise its influence to press for a genuine dialogue so that the people of Burma can work with the existing government to move forward, and to press Burma on the need to fully implement UN Security Council Resolutions 1718 and 1874. Burma ought to be transparent with the international community in its dealings with North Korea.” [17]

North Korea and Burma (Myanmar) are, like Vietnam, southern neighbors of China’s and along with the seclusive kingdom of Bhutan are the only nations near China with which the U.S. is not cultivating closer military ties.

Also to China’s south, its giant neighbor India has been pulled deeper into the Pentagon’s orbit since the New Framework For The U.S.-India Defense Relationship was signed in June of 2005, including hosting U.S. warships, warplanes and troops for annual Malabar war games off its coasts. Last December U.S. Pacific Command chief Admiral Robert Willard stated that the Pentagon and India “are in talks to convert their bilateral Malabar series of naval exercises into a joint services war game involving their navies, air forces and marine commandos.” [18) This year's Malabar 2010 included a U.S. guided missile cruiser and frigate and two destroyers as well as a fast attack submarine.

Last October over 1,000 U.S. and Indian troops participated in the Yudh Abhyas 2009 military exercises in India, which was the first time the Pentagon deployed a Stryker armored combat brigade outside the Iraqi and Afghan war theaters. "The size and scope of this combined exercise is unparalleled" [19], stated an American commander present for the war games.

President Obama is scheduled to visit India in November and his trip there will “result in some 5 billion dollars worth of American arms sales to India….Observers point out that the role of India’s biggest arms supplier is shifting from Russia to the United States.” [20]

The arms transactions are reported to include Patriot interceptor missiles, thus complementing comparable missile shield arrangements the U.S. has with Japan, Taiwan, South Korea and Australia in the Asia-Pacific area.

The projected deal also includes Washington supplying Delhi with 10 Boeing C-17 military transport planes: “Once India gets the C-17 transport aircraft, the mobility of its forces stationed along the border with China will be improved….[The] arms sales will improve ties between Washington and New Delhi, and, intentionally or not, will have the effect of containing China’s influence in the region.” [21]

The U.S. has also lately led joint military exercises in Bangladesh and East Timor, and the annual U.S.-organized Khaan Quest military exercises in Mongolia are to start next month.

A recent article in the China Times by an unidentified researcher with the Chinese navy’s military academy observed that “the US has seemingly become less restrained in its move to push forward an Asian version of the North Atlantic Treaty Organization with its allies in the region.

“In so doing, Washington has harbored the obvious strategic intention of containing China – whose economic and strategic influence has kept increasing in the international arena….” [22]

It is against that backdrop, in the context of Washington putting the finishing touches to the consolidation of an Asian analogue of the North Atlantic Treaty Organization, that China is being challenged in the Yellow Sea.

The last-cited source detailed the Pentagon’s encroachment near China’s borders:

“The radius of the US military operation has expanded to more than 1,000 kilometers, which means a US military mission in the waters off the ROK [South Korea] can still constitute a huge deterrence to China and other countries along the nearby coastline and strike at strategic targets deep inside their territories.

“With unchallenged armed forces, the US has never relented in its efforts towards long-planned strategic adjustment in the Asia-Pacific region. Under this strategy, the US has gradually increased the presence and activity of its warships and airplanes in China’s surrounding maritime area.” [23]

Regarding the naval exercise with the U.S., South Korean Foreign Ministry spokesman Won Tae-jae recently affirmed that “We can say that it will take place sometime this month. This month, there are a variety of schedules concerning bilateral security and diplomatic issues, and the decision on the exercise will be made in consideration of those schedules.” [24]

China, which conducted a live-fire naval exercise in the East China Sea from June 30-July 5 “in an apparent show of…force ahead of the [U.S.-South Korean] exercise…appears unnerved as the 97,000-ton [USS George Washington] carrier has an operational range of some 1,000 kilometers and can glean intelligence on military facilities and installments along China’s eastern coastal regions once it is deployed in the West [Yellow] Sea.” [25]

The U.S. armed forces newspaper Stars and Stripes disclosed on July 14 that “In what the Pentagon says is a direct response to North Korea’s sinking of the South Korean naval vessel Cheonan, the U.S. and South Korea likely will agree to a series of new naval and air exercises next week, when Defense Secretary Robert Gates and Secretary of State Hillary Clinton make a joint visit to Seoul.” [26]

Pentagon spokesman Geoff Morrell was cited asserting that “The announcement is the result of direct instruction from President Barack Obama to find new ways to collaborate with…Korean counterparts following the attack….He would not offer specifics other than they would occur in the Sea of Japan and the Yellow Sea.”

In his own words, Morrell said “We are not yet ready to announce the precise details of those exercises but they will involve a wide range of assets and are expected to be initiated in the near future.” [27]

Gates and Clinton are to meet for the first bilateral talks with their South Korean counterparts Minister of National Defense Kim Tae-young and Foreign Minister Yu Myung-hwan on July 21 and, according to the Pentagon spokesman, will “discuss and likely approve a proposed series of US/ROK combined military exercises.” [28]

Regarding concerns voiced by China about the U.S. advancing its military so near its coast, Morrell said that “Those determinations are made by us, and us alone….Where we exercise, when we exercise, with whom and how, using what assets and so forth, are determinations that are made by the United States Navy, by the Department of Defense, by the United States government.” [29]

There is no way that such confrontational, arrogant and vulgar language was not understood at its proper value in Beijing. Nor is the prospect, as noted by Lee Su-seok, analyst at South Korea’s Institute for National Security Strategy, of “the involvement of a U.S. aircraft carrier in the Yellow Sea as having a possible link to plans by the U.S. to defend Taiwan” [30] likely to go unnoticed.

What the response to the U.S.’s increasingly more brash and adventurist policy might be was indicated in a recent Chinese editorial, which stated in part:

“In their recent responses, several high-ranking Chinese navy officials have made it plain that China will not stay in ‘hands-off’ mode as the drill gets underway. For that will make the US believe that China’s defense circle on the sea is small, and, therefore, US fleets will be able to freely cruise over the Yellow Sea, East China Sea and South China Sea in the future.

“Military experts have warned that if the joint drill really takes place off the western coast of South Korea, Chinese airplanes and warships will very likely go all the way out to closely watch the war game maneuvers. Within such proximity on not-so-clearly-marked international waters, any move that is considered hostile to the other side can willy-nilly trigger a rash reaction, which might escalate into the unexpected or the unforeseen.

“One false move, one wrong interpretation, is all it would take for the best-planned exercises to go awry….The impact of a crisis on that scale would be tremendous, making any dispute over trade or the yuan’s value between the two in recent years pale in comparison….Tension is mounting over the US-South Korean joint exercise. Beijing and Washington still have time, and leeway, to desist from moving toward a possible conflict on the Yellow Sea.” [31]

A similar warning was sounded in another major Chinese daily:

“If the US and ROK continue to act willfully by holding the controversial military drill, it would pose a challenge to China’s safety and would inevitably provoke a huge backlash from Chinese citizens.

“Today’s China is no longer the China of a century ago that had no choice but to bend to imperialist aggression. After decades of development, especially since the adoption of the reform and opening-up policies, China has become the world’s third largest economy and possesses a modern military capable of any self-defense missions.” [32]

When Robert Gates and Hillary Clinton arrive in Seoul on July 21 it will formally be to mark the 60th anniversary of the beginning of the Korean War, which within three months drew China into the fighting.

When the two American secretaries meet with South Korea’s defense and foreign ministers and, as State Department spokesman Philip Crowley recently claimed, “likely approve a proposed series of U.S. and Korea combined military exercises, including new naval and air exercises in both the Sea of Japan and the Yellow Sea” [33], the world should prepare for the threat of a second Korean war, a second U.S.-China armed conflict.

Fuente: Web
Spoiler:
Analisis
avatar
Kamus

Cantidad de envíos : 3536
Nivel de Aportación : 6626
Fecha de inscripción : 01/11/2009
Localización : Matrix Holografica

Volver arriba Ir abajo

Re: Conflicto China - USA --> Liderazgo Mundial

Mensaje por Kamus el 26/4/2011, 01:11


Pentagon and its embedded media covering up Chinese show of force off LA.
Wayne Madsen: China Fired Missile Seen In Southern California
Wayne Madsen Report
November 12, 2010

China flexed its military muscle Monday evening in the skies west of Los Angeles when a Chinese Navy Jin class ballistic missile nuclear submarine, deployed secretly from its underground home base on the south coast of Hainan island, launched an intercontinental ballistic missile from international waters off the southern California coast. WMR’s intelligence sources in Asia, including Japan, say the belief by the military commands in Asia and the intelligence services is that the Chinese decided to demonstrate to the United States its capabilities on the eve of the G-20 Summit in Seoul and the Asia-Pacific Economic Cooperation summit in Tokyo, where President Obama is scheduled to attend during his ten-day trip to Asia.

The reported Chinese missile test off Los Angeles came as a double blow to Obama. The day after the missile firing, China’s leading credit rating agency, Dagong Global Credit Rating, downgraded sovereign debt rating of the United States to A-plus from AA. The missile demonstration coupled with the downgrading of the United States financial grade represents a military and financial show of force by Beijing to Washington.

The Pentagon spin machine, backed by the media reporters who regularly cover the Defense Department, as well as officials of the Federal Aviation Administration (FAA), North American Aerospace Defense Command (NORAD), and the U.S. Northern Command, is now spinning various conspiracy theories, including describing the missile plume videotaped by KCBS news helicopter cameraman Gil Leyvas at around 5:00 pm Pacific Standard Time, during the height of evening rush hour, as the condensation trail from a jet aircraft. Other Pentagon-inspired cover stories are that the missile was actually an amateur rocket or an optical illusion.

Wayne Madsen: China Fired Missile Seen In Southern California chinesemissile

Experts agree that this was a ballistic missile being fired off of Los Angeles. Pentagon insists it was a jet aircraft or model rocket.

There are no records of a plane in the area having taken off from Los Angeles International Airport or from other airports in the region. The Navy and Air Force have said that they were not conducting any missile tests from submarines, ships, or Vandenberg Air Force Base. The Navy has also ruled out an accidental firing from one of its own submarines.

Missile experts, including those from Jane’s in London, say the plume was definitely from a missile, possibly launched from a submarine. WMR has learned that the missile was likely a JL-2 ICBM, which has a range of 7,000 miles, and was fired in a northwesterly direction over the Pacific and away from U.S. territory from a Jin class submarine. The Jin class can carry up to twelve such missiles.

Navy sources have revealed that the missile may have impacted on Chinese territory and that the National Security Agency (NSA) likely posseses intercepts of Chinese telemtry signals during the missile firing and subsequent testing operations.

Wayne Madsen: China Fired Missile Seen In Southern California jinclass

Japanese and other Asian intelligence agencies believe that a Chinese Jin-class SSBN submarine conducted missile “show of force” in skies west of Los Angeles.

Wayne Madsen: China Fired Missile Seen In Southern California

Asian intelligence sources believe the submarine transited from its base on Hainan through South Pacific waters, where U.S. anti-submarine warfare detection capabilities are not as effective as they are in the northern and mid-Pacific, and then transited north to waters off of Los Angeles. The Pentagon, which has spent billions on ballistic missile defense systems, a pet project of former Defense Secretary Donald Rumsfeld, is clearly embarrassed over the Chinese show of strength.

Wayne Madsen: China Fired Missile Seen In Southern California jinroute


Likely route of Jin-class submarine from Hainan base.

The White House also wants to donwplay the missile story before Presidnet Obama meets with his Chinese counterpart in Seoul and Tokyo. According to Japanese intelligence sources, Beijing has been angry over United States and allied naval exercises in the South China and Yellow Seas, in what China considers its sphere of influence, and the missile firing within the view of people in Southern California was a demonstration that China’s navy can also play in waters off the American coast.

For the U.S. Navy, the Chinese show of force is a huge embarassment, especially for the Navy’s Pacific Command in Pearl Harbor, where Japan’s December 7, 1941 attack on the fleet at Pearl Harbor remains a sore subject.

In 2002, national security adviser Condoleezza Rice reportedly scolded visiting Chinese General Xiong Guankai, the deputy chief of staff for intelligence of the People’s Liberation Army, for remarks he allegedly made in 1995 that China would use nuclear weapons on Los Angeles. Xiong denied he made any such comments but the “spin” on the story helped convince Congress to sink billions of additional dollars into ballistic missile defense, sometimes referred to at “Star Wars II.

Fuente: Web
Spoiler:
Pentágono y sus Medios de Comunicación integrados que cubren hasta mostrar el resultado de Chinos de la fuerza de Los Ángeles.
Wayne Madsen: Misiles China despedido Visto en el Sur de California
Wayne Madsen Informe
12 de Noviembre 2010

China mostró su poderío Militar la Semana pasada en el Oeste cielos de Los Ángeles cuando un submarino de la clase Armada China Jin Misiles balísticos Nucleares, desplegadas en secreto desde su Base Subterránea en la Costa Sur de la isla de Hainan, lanzó un Misil balístico intercontinental de las aguas internacionales frente a las Sur de la Costa de California. fuentes WMR de inteligencia en Asia, incluyendo Japón, por ejemplo la creencia de los mandos Militares en Asia y los Servicios de Inteligencia es que los Chinos decidieron demostrar a los Estádos Unídos de sus capacidades en la víspera del G-20 celebrada en Seúl y Asia- Cooperación económica del Pacífico celebrada en Tokio, donde el Presidente Obama tiene previsto asistir durante su viaje de Diez Días a Asia.

La prueba de Misiles de China informó de Los Angeles fue un Golpe doble a Obama. El Día después del lanzamiento de Misiles, lo que lleva de China Agencia de Calificación crediticia, Dagong global de calificación crediticia, rebajó la calificación de deuda soberana de los Estádos Unídos a una más-de AA. La demostración de Misiles, junto con la degradación de la calificación financiera de los Estádos Unídos representa un espectáculo Militar y financiero de la fuerza por parte de Pekín a Washington.

La máquina de propaganda del Pentágono, respaldados por los Reporteros de los Medios de Comunicación que cubren con regularidad el Departamento de Defensa, así como los Funcionarios de la Admínistración Federal de Aviación (FAA), América del Norte Comando de Defensa Aeroespacial (NORAD), y el Comando Norte de EE.UU., es ahora la Conspiración varias vueltas teorías, incluida la descripción de la pluma de Misiles grabado en Video por KCBS Noticias helicóptero camarógrafo Leyva Gil a eso de las 5:00 pm hora del Pacífico, durante el apogeo de la hora pico, ya que la pista de la condensación de un Avión a reacción. Otras historias de portada del Pentágono de inspiración es que el Misil era en Realidad un cohete amateur o una ilusión óptica.

Wayne Madsen: China despedido Misiles visto en el Sur de California chinesemissile

Los Expertos coinciden en que se trataba de un Misil balístico de ser despedido fuera de Los Ángeles. Pentágono insiste en que fue un Avión o un cohete modelo.

No hay registros de un Avión en la Zona de haber quitado desde Los Angeles International Airport o desde otros Aeropuertos en la Región. La Marina y la Fuerza Aérea han dicho que no estaban realizando las pruebas de Misiles de los submarinos, barcos, o de Vandenberg Air Force Base. La Marina también ha descartado un Disparo accidental de uno de sus propios submarinos.

Expertos en Misiles, incluidos los de Jane's en Londres, dicen que el penacho era sin duda de un Misil, posiblemente lanzado desde un submarino. WMR ha sabido que el Misil probablemente era un ICBM JL-2, que tiene un alcance de 7.000 kilómetros, y fue despedido en dirección Noroeste sobre el Pacífico y lejos del territorio de los EE.UU. desde un submarino clase Jin. La clase Jin puede llevar hasta Doce Misiles de ese tipo.

fuentes de la Marina han puesto de manifiesto que el Misil puede haber influido en territorio Chino y que la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) intercepta probable que posee de las Señales telemtry Chinos durante el lanzamiento de Misiles y las operaciones posteriores pruebas.

Wayne Madsen: China despedido Misiles visto en el Sur de California jinclass

Japón y otras Agencias de Inteligencia de Asia creen que un Chino submarinos SSBN clase Jin realizado Misiles "demostración de fuerza" en el Oeste de los cielos de Los Ángeles.

Wayne Madsen: Misiles China despedido Visto en el Sur de California

Fuentes_de_Intelígencia creen que Asia del submarino transitado desde su base en Hainan, a través de las aguas del Pacífico Sur, donde las capacidades de la Guerra anti-submarina de detección de EE.UU. no son tan eficaces como lo son en el Norte y el Pacífico central, y luego transitado Norte a aguas de Los Ángeles . El Pentágono, que ha gastado miles de millones en Sistemas de Defensa Antimisiles balísticos, un proyecto personal del ex Secretarío de Defensa Donald Rumsfeld, está claramente incómodo sobre el programa Chino de la fuerza.

Wayne Madsen: China despedido Misiles visto en el Sur de California jinroute

ruta probable de submarinos clase Jin de la base de Hainan.

La Casa Blanca también quiere donwplay la historia de Misiles antes de Presidnet Obama se reúne con su homólogo Chino en Seúl y Tokio. Según Fuentes_de_Intelígencia Japoneses, Pekín se ha enojado por Estádos Unídos y sus aliados Ejercicios Navales en el Sur de China y el Mar Amarillo, en lo que China considera su esfera de Influencia, y el lanzamiento de Misiles dentro de la vista de las personas en el Sur de California fue una demostración de que Armada de China también puede jugar en las aguas frente a las Costas de América.

Para la Marina de los EE.UU., el espectáculo Chino de la fuerza es una vergüenza enorme, especialmente para el Pacífico de la Marina del Comando en Pearl Harbor, en Japón 07 de Diciembre 1941 Ataque a la flota en Pearl Harbor sigue siendo un Tema delicado.

En 2002, el asesor de Seguridad nacional, Cóndoleezza Rice, reprendió a los Informes de China de visita general Xiong Guankai, el subjefe de Personal de Inteligencia de Liberación del Pueblo del Ejército, por los Comentarios que supuestamente hizo en 1995 que China usaría Armas Nucleares en Los Ángeles. Xiong negó haber hecho ningún Comentario, sino la "vuelta" en la historia ayudó a convencer al Congreso para hundir miles de millones de dólares adicionales en la defensa contra Misiles balísticos, a veces a que se refiere a "Star Wars II.
avatar
Kamus

Cantidad de envíos : 3536
Nivel de Aportación : 6626
Fecha de inscripción : 01/11/2009
Localización : Matrix Holografica

Volver arriba Ir abajo

Re: Conflicto China - USA --> Liderazgo Mundial

Mensaje por Kamus el 26/4/2011, 01:13


Australia dijo a EEUU que debería estar listo para atacar a China según WikiLeaks

Sídney (Australia), 6 dic (EFE).- El ex líder australiano Kevin Rudd advirtió a Estados Unidos de que debería estar listo para emplear la fuerza contra China si algún día "todo sale mal", según un cable diplomático secreto filtrado por WikiLeaks.

Rudd también le dijo a la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, que los líderes chinos eran "paranoicos" sobre Taiwán y el Tíbet y que su objetivo de establecer una nueva comunidad Asia-Pacífico era contener el avance de Pekín, añade el informe divulgado hoy por el diario "Sydney Morning Herald".

El cable de WikiLeaks detalla la conversación durante una comida entre ambos en marzo de 2009 en Washington.

Rudd, quien habla mandarín y afirmó ser un "realista brutal" con Pekín, apostó ante la jefa de la diplomacia estadounidense por llevar a cabo una política que "integre efectivamente a China en la comunidad internacional y le permita demostrar una mayor responsabilidad, y al mismo tiempo (que EEUU) se prepare para el uso de la fuerza si todo sale mal".

El entonces primer ministro además anticipó que probablemente el nuevo presidente chino a partir de 2012 será Xi Ping, gracias a los contactos militares de su familia.

Rudd también señaló que los líderes chinos se comportan de forma "irracional y profundamente emocional" respecto a Taiwán y que la dureza de la represión en el Tíbet es un mensaje claro para otras minorías étnicas.

El cable secreto de Wikileaks añade que por su parte, Clinton indicó que EEUU desea que China "eleve su nivel de vida y avance hacia la democracia a un ritmo que puedan tolerar sus líderes".

Washington también desea que Pekín tome una mayor responsabilidad en la esfera económica mundial, construya una mayor estructura de protección social para su población, y mejore el marco regulatorio para sus exportaciones.

Sin embargo, Clinton admitió que China cada vez más tiene una mayor influencia económica: "¿Cómo puedes ser duro con tu banquero?", se preguntó la secretaria de Estado.

Fuente: Web
Spoiler:
Australia dijo a EEUU que debería estar listo para Atacar a China según Wikileaks

Sídney (Australia), 6 dic (EFE).- El ex Líder Australiano Kevin Rudd Advirtió a Estádos Unídos de que debería estar listo para emplear la fuerza contra China si algún Día "todo sale mal", según un cable Diplomático secreto filtrado por Wikileaks.

Rudd también le dijo a la Secretaria de Estado Norteamericana, Hillary Clinton, que los Líderes Chinos eran "paranoicos" sobre Taiwán y el Tíbet y que su objetivo de establecer una nueva comunidad Asia-Pacífico era contener el avance de Pekín, añade el Informe divulgado Hoy por el diario "Sydney Morning Herald".

El cable de Wikileaks detalla la conversación durante una comida entre ambos en Marzo de 2009 en Washington.

Rudd, quien habla mandarín y afirmó ser un "realista brutal" con Pekín, apostó ante la jefa de la diplomacia Estadounidense por llevar a cabo una política que "integre efectivamente a China en la Comunidad Internacional y le permita demostrar una mayor responsabilidad, y al mismo tiempo (que EEUU) se prepare para el uso de la fuerza si todo sale mal".

El entonces primer Ministro además anticipó que probablemente el nuevo Presidente Chino a partir de 2012 será Xi Ping, gracias a los contactos Militares de su Familia.

Rudd también señaló que los Líderes Chinos se comportan de forma "irracional y profundamente emocional" respecto a Taiwán y que la dureza de la Represión en el Tíbet es un Mensaje claro para otras minorías étnicas.

El cable secreto de Wikileaks añade que por su parte, Clinton indicó que EEUU desea que China "eleve su nivel de vida y avance hacia la Democracia a un ritmo que puedan tolerar sus Líderes".

Washington también desea que Pekín tome una mayor responsabilidad en la esfera económica mundial, construya una mayor estructura de protección social para su población, y mejore el marco regulatorio para sus exportaciones.

Sin embargo, Clinton admitió que China cada vez más tiene una mayor Influencia económica: "¿Cómo puedes ser duro con tu banquero?", se preguntó la Secretaria de Estado.
avatar
Kamus

Cantidad de envíos : 3536
Nivel de Aportación : 6626
Fecha de inscripción : 01/11/2009
Localización : Matrix Holografica

Volver arriba Ir abajo

Re: Conflicto China - USA --> Liderazgo Mundial

Mensaje por Kamus el 26/4/2011, 01:14

avatar
Kamus

Cantidad de envíos : 3536
Nivel de Aportación : 6626
Fecha de inscripción : 01/11/2009
Localización : Matrix Holografica

Volver arriba Ir abajo

Re: Conflicto China - USA --> Liderazgo Mundial

Mensaje por Kamus el 26/4/2011, 01:14


Experto augura a Rusia creciente importancia a la luz del inminente conflicto entre EEUU y China

El historiador y politólogo estadounidense Edward Luttwack augura a Moscú un papel de creciente importancia a la luz del inminente conflicto entre EEUU y China.

“Rusia puede escoger qué partido toma en esta gran política, y su elección no siempre será la misma. En algunos asuntos podrá aliarse con Washington, y en otros, con Pekín“, explicó Luttwack en una entrevista con Nezavisimaya gazeta.

Luttwack, quien es un reputado experto en materia de estrategia militar y relaciones internacionales, piensa que “el papel de Rusia en el escenario internacional será más notable en el contexto de ese incipiente juego“. “Se verá en el epicentro de la política mundial porque cualquier acontecimiento de importancia dependerá de a quién respalde Moscú“, dijo.

El politólogo opina que el conflicto entre Pekín y Washington es “inevitable, al menos, por razones económicas, pues China irá creciendo y EEUU no querrá cederle el liderazgo así no más“, de modo que ambas partes tratarán de reclutar aliados.

China ya tiene a Pakistán, y EEUU a India; China cuenta con Corea del Norte, y EEUU, con la del Sur; EEUU tiene a Japón, mientras que China intenta afianzar sus posiciones en otros países de la región, recordó Luttwack. “La mayor batalla será por Rusia“, vaticinó el experto, quien recomienda a Moscú que “vuelva de una realidad ilusoria a la auténtica y prescinda de su innecesaria actitud negativa hacia EEUU“.

Fuente: Web
Spoiler:
Analisis
avatar
Kamus

Cantidad de envíos : 3536
Nivel de Aportación : 6626
Fecha de inscripción : 01/11/2009
Localización : Matrix Holografica

Volver arriba Ir abajo

Re: Conflicto China - USA --> Liderazgo Mundial

Mensaje por Kamus el 26/4/2011, 01:19

Posible escenario en un Conflicto China-USA:

Kamus: Con este Mapa podemos ver como el Bloque USA-OTAN mas sus aliados en Asia (Japon, India, Surcorea, Taiwan) tienen a China rodeada llevadando a su territorio la Guerra en caso de producirse un conflicto, lo que llevaria a China a librar una guerra de guerrillas al estilo del Vietcong notvienamita.
avatar
Kamus

Cantidad de envíos : 3536
Nivel de Aportación : 6626
Fecha de inscripción : 01/11/2009
Localización : Matrix Holografica

Volver arriba Ir abajo

Re: Conflicto China - USA --> Liderazgo Mundial

Mensaje por Kamus el 26/4/2011, 01:26


Un feroz debate se produce ahora en China en torno a cual poder extranjero pueda ser, con la sospecha de China misma como también Rusia y hasta Japón de ser los objetivos de la agresión.
RAND hace lobby al Pentágono: Comenzar una guerra para salvar la economía de EEUU
Paul Joseph Watson & Yihan Dai, prisonplanet.com/Prensa Web YVKE, Traducido al castellano por Ivana Cardinale

Según informes de los más grandes medios de comunicación en China, la Corporación RAND recientemente presentó una propuesta espeluznante al Pentágono, la cual hizo el lobby para una guerra para ser provocada con un gran poder extranjero en un intento para estimular la economía estadounidense y prevenir una recesión.

Un feroz debate se produce ahora en China en torno a cual poder extranjero pueda ser, con la sospecha de China misma como también Rusia y hasta Japón de ser los objetivos de la agresión.

Los informes citan fuentes de noticias francesas de haber revelado la propuesta, en la cual RAND sugirió que los 700 mil millones de dólares que han sido destinados para el plan de rescate económico de Wall Street y bancos debilitados, deberían ser usados para financiar una nueva guerra la cual reanimaría los débiles mercados de valores.

La Corporación RAND es una notoria poderosa ONG, con profundos lazos con el complejo industrial militar norteamericano, como también conexiones entrelazadas con las fundaciones Ford, Rockefeller y Carnegie.

Los actuales directores de RAND incluyen a Frank Charles Calucci III, ex Secretario de Defensa y Subdirector de la CIA, Ronald L. Olson, lumbrera del Consejo de Relaciones Exteriores y ex Secretario del Trabajo, y Carl Bildt, alto miembro Bilderberg y ex Primer Ministro sueco. Carlucci fue Presidente del Grupo Carlyle desde 1989 hasta 2005 y supervisó gigantescas ganancias que el contratista de defensa hizo tras la desgracia del 11 de Septiembre después de la invasión a Afganistán. El Grupo Carlyle también ha recibido dinero de la familia Bin Laden para invertir.

Según se informa, la propuesta de RAND descaradamente insiste que una nueva guerra podría ser lanzada para beneficiar la economía, pero enfatizó que el país objetivo tendría que ser un gran poder influyente, y no un país pequeño de la escala de Irak o Afganistán. Los informes han provocado tensión y un aumento en el debate público en China, en torno a la posibilidad de que un nuevo conflicto está en el horizonte.

El mayor medio de comunicación de China, Sohu.com, especuló que el objetivo de una nueva guerra probablemente sería China o Rusia, pero también podría ser Irán u otro país del medio oriente. Japón también fue mencionado como un objetivo potencial por la razón de que Japón sostiene la mayor parte de la deuda estadounidense.

Corea del Norte fue considerado como objetivo pero fue excluido porque la escala de tal guerra no sería lo suficientemente grande para los requerimientos de RAND.

La propuesta de RAND sincroniza con los comentarios recientes hechos por Joe Biden, Colin Powell, Madeleine Albright y otros, acerca de la garantía de que Barack Obama enfrentará una “gran crisis internacional” pronto después que asuma la presidencia.

Esto también llega después de una advertencia de Michael Bayer, presidente de un panel consultivo clave del Pentágono, quien hizo eco la declaración de que la nueva administración enfrentará una crisis internacional en cuestión de meses luego de asumir el poder.

Uno esperaría que las buenas personas, o por lo menos personas sanas que no desean comenzar una guerra nuclear mundial, se opondrán a la propuesta de RAND, tales como altos generales que amenazan con renunciar si Bush ordena un ataque a Irán. El Almirante William Fallon, el Jefe del Comando Central de EEUU, renunció en Marzo del año pasado como resultado de su oposición a las políticas de la administración Bush sobre Irán.

Traducción del idioma chino al inglés por Yihan Dai

Fuente: Web
avatar
Kamus

Cantidad de envíos : 3536
Nivel de Aportación : 6626
Fecha de inscripción : 01/11/2009
Localización : Matrix Holografica

Volver arriba Ir abajo

EEUU - Colapso Economico (2-Agosto) --> ¿Guerra USA - China?

Mensaje por Kamus el 3/6/2011, 04:39


EEUU eleva a «acto de guerra» los ataques cibernéticos
EEUU - Colapso Economico


Kamus: Sera que el Gobierno de USA ante la debacle economica del 2 Agosto (Leer) esta preparando una excusa para poder tener un Conflicto Militar con China, no olvidemos que en estos dias el Pentagono difundio un documento que revela que los Ataques Informaticos seran considerados Actos de Guerra. Tambien este conflicto tendria como fin impedir que China sea la proxima superpotencia economica para el 2016 como predijo el FMI.

China niega las acusaciones de Google de un ciberataque contra altos cargos de EE.UU.
Spoiler:
La compañía Denuncia un Ataque Contra cuentas de correo de Gmail en EE.UU.
El gigante Informático señala que "se efectuó desde Jinan, en China"
El Gobierno de Pekín considera estas Acusaciones como "inaceptables"

Google ha Denunciado un "plan de robo de contraseñas de Cientos de correos electrónicos de altos Funcionarios de EE.UU.", así como Militares y periodistas Estadounidenses lanzado aparentemente desde China, algo que el Gobierno Chino se ha apresurado a negar.

Este Ciberataque, otro más que Enfrenta al gigante de Internet con el gigante Asiático, ha sido "desbaratado y Controlado", según indica la compañía Norteamericana.

En un comunicado de prensa, publicado en su Blog oficial, Google ha explicado este Miércoles que "detectó y desbarató la campaña, realizada a través del phising", una técnica que pretende obtener las contraseñas de los Usuarios a través de correos electrónicos que en apariencia son de la propia compañía pero que en Realidad son fraudulentos.

La nota añade que “se informó a las Víctimas, se aseguraron sus cuentas (de Gmail, el servicio de correo de Google) y se notificó a las Autoridades gubernamentales relevantes".

Se informó a las Víctimas, se aseguraron sus cuentas y se notificó a las Autoridades
Una vez conseguida la contraseña, se cambiaba la configuración del correo de la Víctima, y se reenviaban automáticamente sus e-mails a otra cuenta para Controlar fácilmente todas sus comunicaciones, según explica la nota corporativa de Google.

El Ataque Informático se realizó "aparentemente desde la localidad de Jinan, en China", y afectó, además de altos Funcionarios de EE.UU., a "Activistas políticos Chinos, Funcionarios de diversos Países Asiáticos (especialmente de Córea del Súr), personal Militar y periodistas", aunque Google no ha especificado la Fecha en la que se produjo el Ataque ni ningún otro Dato de los afectados.

Por su parte, la Casa Blanca ha señalado que está investigando los hechos y ha reconocido que no hay ningún indicio de que las cuentas de correo oficiales de algún miembro de la Admínistración hayan sido pirateadas.

China Rechaza las Acusaciones

El Gobierno Chino ha Rechazado las Acusaciones del gigante Informático de haber perpetrado un nuevo Ciberataque. "La Acusación es inaceptable", ha afirmado rotúndamente el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Hong Lei, quien asegura que existían "motivos ocultos" para lanzarla Contra China.

"Los Ataques Informáticos son un Problema internacional del que China también es una Víctima. Las Acusaciones de los supuestos Ataques son totalmente infundadas y tienen motivos ocultos", manifestó Hong en rueda de prensa.

Las Acusaciones de los supuestos Ataques son totalmente infundadas y tienen motivos ocultos

Sin embargo, no es la Primera vez que Google Denuncia Ciberataques desde China. En Enero de 2010, la compañía anunció que sus operaciones habían sido Atacadas por piratas Informáticos para acceder a la correspondencia de disidentes Chinos, además de robarle a la Empresa códigos y Secretos comerciales.

Esta Denuncia Provocó la Intervención del Gobierno de EE.UU. y llevó a Google a cerrar temporalmente su motor de búsquedas en China. Sin embargo, las Tensiones se suavizaron a mediados del Año pasado cuando el Gobierno Chino renovó su licencia a Google en el País Asiático y el buscador dejó de redirigir automáticamente a los internautas Chinos al portal libre de Hong Kong.

En aquella ocasión, las Autoridades Estadounidenses apuntaron que los Ataques procedían desde organimos públicos Chinos. Esta vez todavía no se sabe su origen exacto, pero Google ha confirmado que el Ataque no ha sido tan importante y "no ha afectado a los sistemas internos de la compañía".

"Actos de Guerra"

Esta Noticia se conoce solo Horas después de que el Wall Street Journal revelara que el Pentágono está ultimando una nueva estrategia Contra los Ataques informaticos más Graves, susceptibles de ser considerados Atentados Contra la Seguridad nacional.

Según el periódico, tal es la importancia del asunto que si hace unas Semanas el Presidente Bárack Obama proponía "penas mínimas de Tres Años" de Cárcel para los piratas que cometieran ese tipo de acciones, ahora el Departamento de Defensa considerará los Ciberataques como "actos de Guerra", y por tanto, sujetos a la justicia Militar

EE.UU. vs China: Winner Takes It All?
http://www.prisonplanet.com/us-vs-china-winner-takes-it-all.html
avatar
Kamus

Cantidad de envíos : 3536
Nivel de Aportación : 6626
Fecha de inscripción : 01/11/2009
Localización : Matrix Holografica

Volver arriba Ir abajo

Re: Conflicto China - USA --> Liderazgo Mundial

Mensaje por EgoSum el 3/6/2011, 08:06

China da su apoyo militar a Pakistán ante Estados Unidos

por Webster G. Tarpley*

Mediante la intensificación de las agresiones militares en territorio pakistaní y acusando a Islamabad de haber protegido a Osama Ben Laden, la administración Obama trata de penetrar en la zona de influencia de China. La inmediata respuesta de Beijing ha sido el envío de un verdadero arsenal aéreo a Islamabad y la presentación de un ultimátum a Washington: ¡toda nueva injerencia de Estados Unidos en Pakistán será interpretada como un acto no amistoso contra China!
China advirtió oficialmente a Estados Unidos que todo ataque de Washington contra Pakistán será interpretado como un acto de agresión contra Beijing (Pekín).
Esta advertencia, muy directa, constituye el primer ultimátum de carácter estratégico que recibe Washington en más de medio siglo. El anterior fue la advertencia que le envió la URSS durante la crisis de Berlín, entre 1958 y 1961. La advertencia china demuestra el peligro real de guerra generalizada que encierra la intensificación de la tensión entre Estados Unidos y Pakistán.

«Todo ataque contra Pakistán será considerado un ataque contra China»

Después de los reportes de que, en los días que siguieron a la «operación Ben Laden», China pidió a Estados Unidos que respete la soberanía de Pakistán, la portavoz del ministerio chino de Relaciones Exteriores, Jiang Yu, aprovechó la conferencia de prensa del 19 de mayo de 2011 para reafirmar categóricamente la voluntad de Beijing de que «se respeten la soberanía y la integridad del territorio de Pakistán». Según fuentes diplomáticas pakistaníes citadas por el Times of India, Beijing «advirtió claramente que un ataque contra Pakistán sería considerado un ataque contra China». Este ultimátum parece haber sido enviado en el marco de las entrevistas estratégicas y conversaciones económicas que se desarrollaron en Washington el 9 de mayo y en las que la delegación china estuvo encabezada por el viceprimer ministro chino Wang Qishan y el consejero de Estado Dai Bingguo [1].

Las advertencias chinas se basan implícitamente en la fuerza nuclear de Beijing dado que China dispone de unos 66 misiles intercontinentales capaces, en varios casos, de alcanzar el territorio de Estados Unidos, además de los 118 misiles de mediano alcance, de 36 misiles que pueden ser lanzados desde submarinos y de otros muchos sistemas de misiles de corto alcance.

Para los observadores bien informados, el respaldo de China reviste crucial importancia para Pakistán ya que, sin dicho apoyo, ese país se vería atrapado en una tenaza por Estados Unidos y la India. «Si continúa la presión de Estados Unidos y de la India, tenemos de nuestro lado a una superpotencia», declaró a la AFP el general retirado y analista político Talat Masud [2].


El ultimátum chino se produjo durante la visita del primer ministro pakistaní Yusuf Raza Gilani a Beijing. Durante dicha visita, el gobierno anfitrión anunció el inmediato envío, libre de costo, de 50 cazas chinos a reacción de última generación, modelo JF-17 [3]. Antes de regresar a su país, Gilani subrayó la importancia de la alianza entre Pakistán y China al afirmar: «Estamos orgullosos de contar a China entre nuestros mejores amigos y de reafirmar la confianza que nos une. China siempre podrá contar con que Pakistán estará a su lado en cualquier circunstancia… Cuando decimos que esta amistad es más grande que el Himalya y más profunda que los océanos, eso describe perfectamente la esencia de esta relación.» [4] Diferentes voceros estadounidenses, entre ellos el senador republicano por Idaho James E. Risch, acogieron con gritos de indignación las declaraciones del primer ministro de Pakistán.

La crisis diplomática latente entre Estados Unidos y Pakistán estalló el 1º de mayo, a raíz de la incursión unilateral y no autorizada de los comandos estadounidenses que supuestamente liquidaron al fantasmagórico Osama Ben Laden en una casa fortificada de la ciudad pakistaní de Abbotabad [5].
Dicha operación constituye una violación flagrante de la soberanía de Pakistán. La agenda de esa demostración de fuerza militar orquestada para alimentar la tensión entre los dos países no tenía absolutamente nada que ver con la supuesta guerra contra el terrorismo y sí estaba estrechamente vinculada a la visita que el príncipe Bandar, jefe de la seguridad nacional de Arabia Saudita, realizó a Pakistán a fines de marzo.

El resultado inmediato de dicha visita fue una alianza entre Islamabad y Riad. Pakistán se comprometió, en efecto, a facilitar tropas para poner fin a cualquier posible revolución de color fomentada por Estados Unidos en Arabia Saudita y a proporcionar protección nuclear al reino, haciéndolo así menos vulnerable al chantaje de Washington, que amenaza con permitir que Irán se ocupe de ajustar cuentas a la monarquía petrolera. Un movimiento conjunto de Pakistán y Arabia Saudita tendiente a contrarrestar la injerencia de Washington en la región representaría, independientemente de la opinión que se tenga sobre ambos regímenes, un golpe fatal para el imperio estadounidense, ya fragilizado en el sur de Asia.

En cuanto a las afirmaciones sobre la supuesta acción relámpago del 1º de mayo contra Ben Laden, existe una enorme masa de de contradicciones en las explicaciones que cambian de un día para otro. Para hacer un análisis de esa operación lo más apropiado sería recurrir a críticos literarios o de obras de teatro. El único hecho sólido y coherente de toda esa historia es que Pakistán se ha convertido en blanco privilegiado de Estados Unidos, que de hecho ha intensificado su política antipakistaní en práctica desde el tristemente célebre discurso de Obama en West Point, en diciembre de 2009 [6].

Gilani: duras represalias en defensa de los logros estratégicos de Pakistán

La advertencia de China a Washington se produce justo después de la declaración de Gilani ante el parlamento pakistaní: «No permitamos que nadie llegue a conclusiones erradas. Todo ataque contra los logros estratégicos pakistaníes, ya sea visible u oculto, encontrará una respuesta apropiada… Pakistán se reserva el derecho de contraatacar con fuerza. Nadie debe subestimar la motivación y la capacidad de nuestra nación y de sus fuerzas armadas en la defensa de nuestra sagrada patria.» [7]
En boca de una potencia nuclear como Pakistán, esta amenaza de represalia debe ser tomada muy en serio, incluso por los más fervientes halcones de la administración Obama.

Los logros estratégicos a los que se refiere Gilani son las armas nucleares pakistaníes, que constituyen el elemento clave de la disuasión frente un posible ataque proveniente de la India, en el marco del acuerdo de cooperación nuclear entre Estados Unidos y la India. Las tropas de Estados Unidos presentes en Afganistán no han logrado mantener en secreto su amplio programa de ocupación y desmantelamiento de las armas nucleares pakistaníes.
Según un reportaje de Fox News, en 2009 «Estados Unidos estableció un plan detallado para infiltrarse en Pakistán y apoderarse de su arsenal de cabezas nucleares móviles si pareciera que ese país está a punto de caer en manos de los talibanes, de Al-Qaeda o de cualquier otro movimiento islámico.»
Dicho plan fue elaborado por el general Stanley McChrystal cuando estaba al mando del comando de operaciones especiales de Fort Bragg, en Carolina del Norte. Este comando, que parece estar directamente implicado en la operación contra Ben Laden, se compone de la Army Delta Force, de los Navy SEAL y de «una unidad especial de inteligencia de alta tecnología conocida con el nombre de Task Force Orange». «Pequeñas unidades deben apoderarse de las armas nucleares pakistaníes [y] neutralizarlas antes de reunirlas en un lugar seguro», declaró una fuente citada por Fox News [8].

Obama ya aprobó un ataque furtivo contra las armas nucleares pakistaníes

Como señala el Sunday Express de Londres, Obama ya dio su aprobación a una acción agresiva con la siguiente configuración: «Las tropas americanas se desplegarán en Pakistán si las instalaciones nucleares de esa nación amenazan con caer bajo el control de terroristas deseosos de vengar la muerte de Ben Laden […] El plan, que pudiera ser activado sin consentimiento del presidente Zardari, ha provocado la cólera de los funcionarios pakistaníes […] Obama ordenaría el lanzamiento en paracaídas de tropas encargadas de garantizar la seguridad de los emplazamientos claves de misiles nucleares. Esto incluye el cuartel general de la base aérea de Sargodha, donde se encuentran aviones de combate F-16 dotados de por lo menos 80 misiles balísticos con cabezas nucleares.» Según los funcionarios estadounidenses, «el plan recibió luz verde, y el presidente ya manifestó su intención de desplegar tropas terrestres en Pakistán si piensa que ello es importante para la seguridad nacional.» [9]

La extrema tensión sobre todo este asunto pone de manifiesto la política de la cuerda floja y la increíble locura aventurera de Obama y de su incursión unilateral del 1º de mayo, incursión que las autoridades pakistaníes hubiesen podido interpretar como el prometido ataque contra sus instalaciones nucleares. Según el New York Times, Obama sabía perfectamente que podía provocar un conflicto inmediato con Pakistán, pero insistió «en que el comando a cargo de la operación [contra] Ben Laden fuera lo suficientemente poderoso como para poder batirse y salir del país aún en caso de verse confrontado a fuerzas de policía o tropas locales hostiles.»

Ya comenzó el conflicto armado

El conflicto armado entre las fuerzas estadounidenses y las de Pakistán ya registró una escalada el 17 de mayo, cuando un helicóptero de la OTAN violó el espacio aéreo pakistaní en la región de Waziristán. Las fuerzas pakistaníes estaban en estado de alerta máxima y abrieron fuego de inmediato. El helicóptero estadounidense respondió con disparos. Dos soldados que se encontraban en el puesto fronterizo de Datta Khel resultaron heridos [10].

Una respuesta pakistaní a esa incursión se produjo quizás el 20 de mayo en Peshawar cuando un vehículo cargado de explosivos tomó aparentemente como blanco un convoy de dos vehículos del consulado de Estados Unidos, aunque sólo causó daños materiales y no dejó víctimas estadounidenses. Un transeúnte pakistaní murió y varias personas resultaron heridas. En el frente de guerra entre los servicios secretos, el canal de televisión Ary One reveló el nombre del jefe de la estación de la CIA en Islamabad, quien se convierte así en el segundo jefe de espías cuya identidad se da a conocer en menos de 6 meses.

El enviado de Estados Unidos Marc Grossman rechaza los llamados de Pakistán al cese de las violaciones de su territorio

El 19 de mayo, el representante especial estadounidense para Afganistán y Pakistán, Marc Grossman, sustito del fallecido Richard Holbrooke, rechazó de manera arrogante los llamados de Pakistán que exigían el cese de operaciones como la de Abbottabad contra su territorio [11]. Negándose a hacer cualquier promesa al respecto, Grossman declaró que en los últimos años les autoridades pakistaníes nunca habían exigido que se respetaran sus fronteras [12].

En medio de esta importante crisis diplomática, la India agravó la tensión al programar maniobras militares provocadoras que apuntan a Pakistán, como el ejercicio «Vijayee Bhava» (Seamos victoriosos) que se desarrolló en el desierto de Thar en el norte de Rajastán. Este ejercicio de guerra relámpago del tipo NBC (Nuclear, Biológica, Química, siglas en inglés) implica la participación del Segundo Cuerpo de Ejército que es «considerado como la más importante de las tres formaciones de ataque del ejército indio, y [cuya] tarea es dividir literalmente Pakistán en dos en caso de guerra total declarada entre los dos países» [13].

La CIA, la RAW y el Mossad trabajaron juntos en la creación de falsos talibanes

Uno de las vías para fomentar una provocación lo suficientemente importante como para justificar un ataque de Estados Unidos y la India contra Pakistán sería, por ejemplo, un aumento de los actos terroristas que se atribuyen a supuestos talibanes. Según la prensa dominante en Pakistán, la CIA, el Mossad israelí y la RAW (Research and Analysis Wing, servicio de inteligencia de la India) han creado su propia versión de los talibanes mediante la utilización de una pandilla terrorista que controlan y dirigen. Según una fuente, «Los agentes de la CIA penetraron las redes de los talibanes y de Al-Qaeda y han creado su propia fuerza Tehrik-e-Taliban Pakistan (TTP) para desestabilizar Pakistán».
El general de brigada Islam Ghuman, ex comandante regional del ISI [los servicios secretos pakistaníes, siglas en inglés] en Punjab, declaró: «Durante mi visita en Estados Unidos supe que la agencia de inteligencia Mossad, con la complicidad de la RAW india y bajo la supervisión directa de la CIA, quería desestabilizar Pakistán a toda costa.» [14]
¿Es posible que el doble atentado con bombas que mató 80 paramilitares en Waziristán haya sido perpetrado por esa banda bajo bandera falsa?

Según la misma fuente, los servicios de inteligencia de Rusia revelaron que el «el contratista de la CIA Raymond Davis y su red proporcionaron a los agentes de Al-Qaeda armas nucleares, químicas y biológicas, de modo que instalaciones militares estadounidenses puedan ser blanco [de ataques] y poder responsabilizar a Pakistán». El propio Davis, un veterano en operaciones especiales, fue arrestado por el asesinato de dos agentes del ISI, pero el gobierno pakistaní lo liberó posteriormente como resultado de una extraña y ruidosa campaña del Departamento de Estado estadounidense [15].

La CIA afirma que el nuevo jefe de Al-Qaeda vive en Waziristán

Si Estados Unidos necesita realmente un pretexto para justificar sus incursiones le será fácil invocar la supuesta presencia en Waziristán de Saif al-Adel, a quien la CIA ha declarado como el sucesor de Ben Laden a la cabeza de Al-Qaeda [16].

Es evidente que afirmar que Saif al-Adel está cerca de la frontera más sensible del mundo, en vez de hallarse en Finsbury o en Flatbush, resulta muy conveniente para las intenciones bélicas de Obama.

Después de la incursión estadounidense no autorizada del 1º de mayo, el propio general en jefe pakistaní Ashfaq Kayani advirtió a Estados Unidos que ese tipo de «operación aventurera» no debe repetirse y anunció que el personal estadounidense en Pakistán será sometido a una seria reducción.
Según los estimados del ISI, hay actualmente en Pakistán unos 7,000 agentes de la CIA, muchos de ellos desconocidos para el gobierno pakistaní.
Según ciertas fuentes, se ha reducido el intercambio de información entre los servicios de inteligencia pakistaníes y estadounidenses. En respuesta a la reacción de Kayani, la operación de propaganda de la CIA conocida bajo el nombre de Wikileaks mostró nuevamente su verdadera naturaleza tratando de desacreditar al comandante en jefe pakistaní mediante la difusión de dudosos telegramas de embajadas estadounidenses en los que se afirma que pidió a Estados Unidos un aumento –no una reducción– de los ataques de aviones teledirigidos durante los últimos años.

Después del discurso de Obama en West Point, la CIA recurrió a los ataques de aviones teledirigidospara masacrar civiles como medio de fomentar una guerra civil en Pakistán y provocar la división del país siguiendo el trazado de las regiones de Punjan, Sind, Baluchistán y Pashtunistán. El objetivo geopolítico de todo esto es poner fin al papel que desempeña Pakistán como corredor energético entre Irán y China. [Como por casualidad] el experto Selig Harrison se declaró [recientemente] como eminente partidario estadounidense de la secesión de Baluchistán.

Desde el 1º de mayo 6 ataques de aviones teledirigidos estadounidenses han dejado al menos 42 muertos entre la población civil pakistaní, provocando así en el seno de esa población el surgimiento de un odio frenético contra Estados Unidos. En respuesta, una sesión del parlamento pakistaní realizada el 14 de mayo solicitó oficialmente y de forma unánime que se ponga fin a los ataques estadounidenses con misiles y exhortó al gobierno a cortar la ruta de apoyo logístico de la OTAN hacia Afganistán si prosiguen los ataques [17] [18]. Dado que dos tercios del equipamiento de las tropas invasoras que se encuentran en Afganistán transitan por la línea de aprovisionamiento Karachi-Khyber, a través del paso del mismo nombre, esa medida causaría un verdadero caos entre las fuerzas de la OTAN. Todo lo anterior demuestra que es una locura entrar en conflicto con el país por donde pasan las propias líneas de aprovisionamiento.

Estados Unidos quiere utilizar contra Pakistán al jefe de los talibanes, el mullah Omar

En sus negociaciones de febrero pasado con los talibanes, el Departamento de Estado renunció a toda condición previa y, según el Washington Post, Estados Unidos estaría parlamentando ahora con los enviados del mullah Omar, el legendario líder tuerto del consejo de la Quetta-Shura, o sea el Alto Consejo de los talibanes. Parece evidente que Estados Unidos está proponiendo a los talibanes una alianza contra Pakistán. Marc Grossman, el enviado especial de Estados Unidos en la región, es hostil a Pakistán pero, en lo referente a los talibanes, lo llaman el «Señor Reconciliación» [19]. Otros afirman, por el contrario, que Estados Unidos quiere asesinar al jefe de la red Haqqani con una operación similar a la organizada contra Ben Laden. Los pakistaníes, por su parte, están decididos a conservar Haqqani como aliado.

Si China se pone del lado de Pakistán es muy posible que Rusia se ponga del lado de China. Con vistas a la próxima reunión de la Organización de Cooperación de Shanghai, prevista para el 15 de junio, el presidente chino Hu Jintao expresó su satisfacción por las relaciones entre su país y Rusia, señalando que han alcanzado «un nivel sin precedentes» y «un interés estratégico evidente». Por su parte, durante la conferencia de prensa que dio esta semana, el presidente ruso Dimitri Medvedev tuvo que reconocer implícitamente que la «renovación» de las relaciones entre Estados Unidos y Rusia que tanto proclama Obama se limita a poca cosa desde que se produjo el anuncio del programa estadounidense de instalación de misiles ABM en Rumania y en los demás países del este de Europa, programa que apunta evidentemente contra Rusia.
Lo anterior significa que el tratado START ha dejado de ser de actualidad, factor que hace resurgir el espectro de una posible nueva guerra fría. Como resultado de la actual agresión de la OTAN contra Libia, Medvedev ha declarado que «no habrá resolución de la ONU contra Siria».
Putin tenía razón desde el principio y Medvedev está tratando ahora de corregir su propia política para conservar alguna posibilidad de mantenerse en el poder.

¿Estamos ante una situación similar a la de julio de 1914?

La crisis que condujo a la Primera Guerra Mundial comenzó con el asesinato del archiduque Francisco Fernando de Habsburgo en Sarajevo, el 28 de junio de 1914. Pero la primera declaración de guerra de importancia no se produjo hasta el 1º de agosto y durante el mes de julio buena parte de la opinión pública europea se refugió tras una especie de triste ilusión idílica, mientras que la crisis fatal iba en aumento. Algo parecido se está produciendo hoy en día.

Son muchos los estadounidenses que creen que la supuesta muerte de Ben Laden marca el fin de la guerra contra el terrorismo y de la guerra en Afganistán. Varias fuerzas que se opusieron a la guerra contra Irak, desde MSNBC hasta los numerosos liberales de izquierda que respaldan el movimiento pacifista, de alguna manera están apoyando ahora la sangrienta agresión de Obama contra Libia, e incluso celebran a Obama como un guerrerista finalmente más eficaz que la camarilla Bush-Cheney debido a la aureola de supuesto éxito adquirida a costa de Ben Laden.


http://epoliticainternacional.blogspot.com/2011/06/china-da-su-apoyo-militar-pakistan-ante.html



EgoSum

Cantidad de envíos : 260
Nivel de Aportación : 337
Fecha de inscripción : 13/04/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Conflicto China - USA --> Liderazgo Mundial

Mensaje por Kamus el 23/7/2011, 03:29


(1:46) Un Satelite Militar (¿Chino-Ruso?) dispara un Pulso EMP contra los EEUU desactivando toda la red electrica.
Informe: China construye armas electromagnéticas para su uso contra EE.UU. en el futuro de la Segunda Guerra
Bill Gertz
The Washington Times
22 de julio 2011

Militar de China está desarrollando armas de pulso electromagnético que Beijing planea usar contra los portaaviones de EE.UU. en un futuro conflicto sobre Taiwán, de acuerdo con un informe de inteligencia hecho público el jueves.

Partes de un estudio del Centro de tierra de Inteligencia Nacional sobre los efectos letales de impulso electromagnético (EMP) y de microondas de alta potencia (HPM) armas reveló que las armas son parte de "maza asesino llamado" China arsenal - armas que permiten a una tecnología inferior China para derrotar a las fuerzas militares de EE.UU..

Armas EMP imitar el pulso de rayos gamma causada por una explosión nuclear que golpea a todos los aparatos electrónicos, incluyendo computadoras y automóviles, en amplias zonas. El fenómeno fue descubierto en 1962 después de una prueba nuclear sobre el suelo en la electrónica del Pacífico con discapacidad en Hawaii.

El informe de inteligencia desclasificados, obtenidos por el sector privado National Security Archive, ofrece detalles sobre las armas EMP de China y los planes para su uso. Los informes anuales del Pentágono a los militares de China en el pasado hizo más que pasar las referencias a las armas.

http://www.prisonplanet.com/report-china-builds-electromagnetic-weapons-for-use-against-u-s-in-future-war.html
avatar
Kamus

Cantidad de envíos : 3536
Nivel de Aportación : 6626
Fecha de inscripción : 01/11/2009
Localización : Matrix Holografica

Volver arriba Ir abajo

Re: Conflicto China - USA --> Liderazgo Mundial

Mensaje por arcangel el 26/7/2011, 10:14

Lo peor de todo es que muchos americanos se creen este tipo de anuncios.
Si china quisiese hundir portaaviones americanos los hundiria cuando quisiese y sin falta de armas de "impulso electromagnetico" de hecho tiene varias alternativas para hacerlo actualmente.
Es casualidad que se "desclasifiquen" supuestos informes para incriminar al pais de turno....sobre todo cuando es el mayor acreedor de la deuda nacional de EEUU ,de hecho la mitad del pais esta comprado por los chinos.
La cuestion es ¿que va a pasar con EEUU respecto a la deuda que tiene y no puede pagar?
¿se espropiara por parte de los acrehedores ? o ¿Provocara una guerra de consecuencias catastroficas?
No olvidemos que EEUU es el pais con mas deuda del planeta pero el que mas dinero destina a su ejercito , de hecho destina nueve veces mas que China o Rusia.


arcangel

Cantidad de envíos : 23
Nivel de Aportación : 23
Fecha de inscripción : 12/11/2010
Localización : ASTURIAS -ESPAÑA

Volver arriba Ir abajo

Re: Conflicto China - USA --> Liderazgo Mundial

Mensaje por pelusero el 3/11/2011, 03:28

China lanza la nave Shenzhou 8 para apuntalar su futura estación espacial

El plan es la respuesta de la segunda potencia económica mundial a la
Estación Espacial Internacional (ISS, en inglés), un proyecto del que
Pekín resultó excluida por los recelos de Washington a compartir
tecnología con el régimen autoritario chino. ( no comparten la I.S.S. con ellos, pues van y se hacen una, a estos chinos no lo para nadie.)
avatar
pelusero

Cantidad de envíos : 246
Nivel de Aportación : 268
Fecha de inscripción : 15/04/2011
Edad : 49
Localización : Málaga

Volver arriba Ir abajo

Re: Conflicto China - USA --> Liderazgo Mundial

Mensaje por pelusero el 8/12/2011, 23:30




noticia que se comprende si sabes que


Greenpeace


se financia con fondos sionistas




Greenpeace detecta altos niveles de metales pesados en un 30% de los juguetes en China



Un 10% de los juguetes investigados supera los niveles de plomo permitidos por los estándares nacionales.
avatar
pelusero

Cantidad de envíos : 246
Nivel de Aportación : 268
Fecha de inscripción : 15/04/2011
Edad : 49
Localización : Málaga

Volver arriba Ir abajo

Re: Conflicto China - USA --> Liderazgo Mundial

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.